miércoles, 21 de febrero de 2018

Causa AMIA: Telleldín también denunció a Garavano por encubrimiento


Luego de que la diputada Elisa Carrió denunciara al ministro de Justicia Germán Garavano por el rol de su cartera en el juicio por encubrimiento sobre el atentado contra AMIA, Carlos Telleldín (uno de los ex detenidos en la causa por ser parte de la presunta conexión local, luego liberado por falta de pruebas) sumó otra denuncia contra el funcionario por “encubrimiento, peculado e incumplimiento de los deberes de funcionario público”. La causa se encuentra en manos del juez Luis Rodríguez, del juzgado federal N° 9, y la instrucción la llevará a cabo el fiscal Carlos Rívolo.

A principios de febrero estalló la polémica al saberse que en la causa que investiga el encubrimiento del atentado, los abogados de la Unidad AMIA dependiente de Garavano solicitaron la absolución de los exfiscales Eamon Mullen y José Barbaccia. El alegato oficial fue realizado por José Console, abogado designado por el ministro de Justicia para exponer los pedidos de penas en el juicio, que recibiera críticas del resto de los abogados de la unidad investigadora. Incluso Mariana Stilman, letrada de confianza de Carrió que integraba el equipo, presentó su renuncia, denunciando la estrategia oficial de exculpar a los exfiscales acusados de desviar intencionalmente la investigación, evitando indagar la llamada “conexión siria”. Luego de un duro comunicado de la Coalición Cívica contra el ministro, a quien acusan de “amiguismo, nepotismo y encubrimiento judicial”, la tensión interna dentro de Cambiemos llegó a tal punto que Garavano desafió a Carrió planteándole que si quería podía pedir su juicio político.

Carlos Telleldín, el vendedor de autos que en su momento fuera acusado por el cuestionado juez Juan José Galeano de ser el proveedor de la camioneta Traffic que presuntamente actuó de coche bomba y pasó diez años detenido. De hecho, se encuentra probado que Galeano le pagó 400 mil dólares para desviar la investigación. Hoy Telleldín también es uno de los acusados en esta causa que investiga el encubrimiento. Pero ayer contraatacó presentando una denuncia contra Garavano, acusándolo de contribuir a la impunidad y al desvío de la investigación al no avanzar sobre Mullen y Barbaccia, contra quienes hay numerosas pruebas.

En diálogo con Ámbito Financiero, Telleldín denunció que la estrategia de la querella, ordenada por Garavano, responde a vínculos de amistad y de interés con los exfiscales: “Esta relación de amistad que tienen con el ministro de Justicia provocó que el Derecho propio ordene para que tomen esta conducta. Dejó en evidencia que la querella, que tenía que acusar, cumplió el rol de defensor, o sea que estos fiscales tienen dos defensores en el debate: la querella del ministro de Justicia, por orden del ministro, y su defensa oficial”. También recordó que en el juicio por el atentado recusó a ambos fiscales: “No se olviden que en el otro juicio yo fui el que recusé a los fiscales en pleno debate, los hice echar de la sala y la prueba fue contundente: fueron a preparar a un codiputado para que declare en mi contra”.

Según Telleldín, el vínculo entre los exfiscales y el ministro de Justicia pasa por Silvina Rivarola O’ Connor, esposa de Barbaccia, quien tiene un vínculo directo con Garavano: “Cuando Garavano era el Procurador porteño, Rivarola O’ Connor ganó por concurso la Fiscalía Penal Contravencional y de Faltas N°7 pero en 2016 pidió licencia para trabajar bajo dependencia directa del ministro, como Directora de Coordinación y representación Nacional ante Organismos Internacionales de la Unidad de Información Financiera (UIF)”.
¿Que sentís?
descripcion de la imagen