jueves, 15 de febrero de 2018

Fuerte choque entre el partido de Mariano Rajoy y sus aliados liberales

Tras una serie de encontronazos, el partido Ciudadanos advirtió que el pacto de gobierno está "congelado". Ya se habla de una posible ruptura que podría llevar a elecciones anticipadas.

La exitosa ofensiva de Ciudadanos por arrebatar el liderazgo de la derecha a Mariano Rajoy, llegó este miércoles a su punto de máximo conflicto cuando en medio del Parlamento español, los liberales declararon que el pacto de gobierno estaba “congelado”. Algunos comentaristas señalaron que puede acercarse el momento de una ruptura.

Ciudadanos, después del pacto de agosto de 2016, aseguró que Rajoy podía continuar en su gobierno en minoría gracias al apoyo de los diputados liberales. De lo contrario, se abre el camino a una moción de censura que tendría el apoyo no solo de Ciudadanos sino de otros partidos, como el PSOE, y Mariano Rajoy debería pedir al Rey la disolución de la Cámara y convocar a elecciones anticipadas.

La confrontación ha sido una escalada, protagonizada por Ciudadanos, . en un momento muy propicio para que los jóvenes liberales traten de tomar la delantera a los conservadores porque se aproximan elecciones andaluzas, locales, regionales y europeas. El problema es que ambos partidos luchan por el mismo electorado de derechas. Pero Rajoy está cada vez más deteriorado por los escándalos de corrupción que, todos los días, alcanzan a los principales líderes del PP en Valencia y Madrid. Es un goteo nefasto que se transmite por televisión, la radio y los medios más influyentes.

La batalla de este miércoles, que empujó el conflicto a su momento más álgido, se produjo durante la sesión de control plenaria en la Cámara de Diputados. El principal protagonista fue Albert Rivera, el juvenil líder de los liberales al que todas las encuestas dan como el favorito del público para encabezar un gobierno.

Los encontronazos entre ambos exponentes del centro derecha y los conservadores se sucedieron y el secretario general de Ciudadanos, declaró que “el pacto estará congelado mientras el partido del gobierno siga incumpliéndolo”. Rivera, en un áspero diálogo con Rajoy, insistió en que los conservadores no han respetado varios puntos relevantes del consenso entre ambos exponentes de la derecha. “El acuerdo no es un cheque en blanco y el PP tiene que cumplirlo. Es el único camino que le queda a Rajoy si quiere aguantar la legislatura”, advirtió Rivera con las palabras más duras que ha usado hasta la fecha con Rajoy.

Las acusaciones contra el presidente del gobierno destacan que el PP sigue protegiendo “a cargos públicos imputados ante la justicia”. Aludió al más reciente de estos episodios en este caso a la senadora Pilar Barreiro, quien continúa en su escaño pese a estar imputada por delitos de corrupción con la llamada “trama Púnica”, uno de los mayores escándalos que se han registrado en Madrid y han motivado que la justicia abra varias causas.

Ciudadanos hace gala de su impoluta imagen de honestidad. Pero los conservadores han sacado a relucir, por intermedio de sus mayores voceros parlamentarios, que el Tribunal de Cuentas no avaló la contabilidad de los liberales en 2015. Esas cuentas, dijo Martinez Maillo, “se han falsificado”. El furor entre los miembros del pacto que ha mantenido la estabilidad del gobierno creció inmediatamente y el miércoles por la noche se realizaban pronósticos sombríos sobre su solidez.
¿Que sentís?
descripcion de la imagen