sábado, 17 de febrero de 2018

Trump, acompañado de la primera dama, visita a los heridos del tiroteo en una escuela de Florida y felicita a médicos y policías

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump ha agradecido y felicitado a los médicos por el "increíble trabajo" que han hecho con los heridos. "Es triste que algo así pueda pasar", señaló el presidente en relación a la matanza en la escuela de Florida.


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, realizó una visita sorpresa a un hospital de Florida donde están ingresados supervivientes del tiroteo en la escuela de secundaria Marjory Stoneman Douglas, en el que murieron 17 personas, y a los agentes que respondieron al ataque.

El mandatario y la primera dama, Melania Trump, visitaron el hospital Broward Health North Hospital, situado en Pompano Beach y uno de los centros que recibió a algunos heridos durante la matanza del miércoles en la escuela de Parkland, en una visita que no había sido anunciada por la Casa Blanca.

Fotos difundidas por el pool de prensa que lo acompaña muestran a Trump y a Melania caminando por los pasillos del centro médico, tras visitar a siete supervivientes del ataque que siguen hospitalizados, además de agradecer y felicitar a los médicos por el "increíble trabajo" que han hecho con los heridos. "Es triste que algo así pueda pasar", señaló el presidente en relación a la matanza en las escuetas declaraciones que dio a los periodistas que lo acompañan, mientras caminaba por los pasillos del hospital, guiado por el cirujano Igor Nichiporenko.

Destacó además la velocidad en la respuesta del personal médico para atender a las víctimas del ataque que inició la tarde del miércoles Nikolas Cruz, un joven de 19 años que era exalumno de ese centro educativo. La pareja presidencial, acompañada del senador por Florida Marco Rubio, aterrizó poco antes de las seis de la tarde, hora local (23.00 GMT), en el Aeropuerto Internacional de Palm Beach, y de inmediato la comitiva se dirigió al hospital, donde permanecieron unos 30 minutos.

Tras la visita, el grupo se trasladó a la ciudad de Fort Lauderdale, donde se encuentra la sede central de la Oficina del Alguacil del Condado Broward, y sostuvo ahí un encuentro con el jefe de esta dependencia, Scott Israel, acompañado además del gobernador de Florida, Rick Scott, y de la fiscal estatal, Pam Bondi. Alrededor de una mesa circular, y con imágenes vía satélite de la escuela en dos pantallas, el presidente se reunió allí con los agentes que participaron en el operativo que terminó con la captura del autor de la matanza y les reconoció sus esfuerzos.


El presidente felicitó especialmente a Mike Leonard, del Departamento de Policía de Coconut Creek, quien localizó y aprehendió a Cruz, si bien este oficial no le dio mayor importancia a su labor, y le sugirió que sea menos modesto. "Eso fue tan modesto, yo lo hubiera dicho de una manera muy diferente", bromeó Trump, entre risas de los policías. "Hubiera dicho que sin mí que nunca lo hubieran encontrado", agregó.

El presidente se permitió otra broma cuando sugirió un aumento de salario a los agentes que respondieron al aviso del tiroteo, que dejó además 15 heridos. La Casa Blanca había anunciado previamente que Trump viajaría hoy al sur de Florida, donde pasará el fin de semana junto a su familia en su club privado de Mar-a-Lago, situado a 60 kilómetros al norte de Parkland, pero nunca informó de una fecha específica para visitar a las víctimas del tiroteo. "Estaré saliendo para Florida hoy para reunirme con algunas de las personas más valientes sobre al Tierra pero cuyas vidas han sido totalmente destrozadas", dijo Trump hoy en su cuenta de Twitter.
¿Que sentís?
descripcion de la imagen