jueves, 1 de marzo de 2018

Crecimiento invisible


Afirmó que la inflación esta bajando. El IPC-Provincias (Cifra-CTA) 2017 fue casi un punto superior al de 2015, y el de 2016 fue más elevado por el impacto de la fuerte devaluación inaugural de su gobierno. El aumento de precios al consumidor en enero fue de 1,8 por ciento según el Indec, mientras que las proyecciones de febrero lo ubica en un piso del 2,5 por ciento y hasta los funcionarios dicen que hasta mayo habrá fuertes presiones inflacionarias. El índice de precios mayorista fue de 4,6 por ciento en enero pasado. ¿La inflación está bajando?

Aseguró que se han ordenado las cuentas fiscales, que no se puede gastar más de lo que se tiene y que hay que ser “serios” (¿?) con el equilibrio fiscal. El balance fiscal oficial 2017 muestra un déficit fiscal equivalente al 3,9 por ciento del PIB. Cuando se incorporan al resultado primario los pagos de intereses de la deuda externa, el déficit financiero asciende al 6,1 por ciento del Producto. El Ministerio de Hacienda alteró la metodología en la elaboración de las cuentas públicas para alcanzar esas cifras. Si se limpian esos cambios, que contabilizó los ingresos del FGS-Anses, provenientes de rentas sobre activos del sector privado, como ingresos primarios, y restando los ingresos por blanqueo, el déficit primario habría subido de 4,0 por ciento (2015) a 4,5 por ciento (2017) del PIB, estimó la consultora ortodoxa Economía & Regiones. El déficit financiero se elevaría a 7,1 por ciento del PIB de acuerdo a estimaciones del economista Santiago Mancinelli. ¿Las cuentas fiscales se ordenaron?

Sentenció que los salarios le ganaron a la inflación. Los salarios reales aumentaron en promedio 2,7 por ciento en 2017 en el caso de los trabajadores del sector privado, en tanto que los del sector público no registraron cambios. Ese leve aumento de los salarios reales no alcanzó a recuperar las pérdidas de 2016, que fueron del 6,0 por ciento (Cifra-CTA). La caída en diciembre de 2017 respecto a igual mes de 2015 fue así de 4,2 por ciento en el sector privado y del 6,3 por ciento en el sector público. ¿Los salarios le ganaron a la inflación?

Proclamó que la desocupación está bajando, que la meta es cuidar el empleo argentino y que aumentaron los trabajadores registrados en 270 mil. La tasa de desocupación había terminado el 2015 en 6,5 por ciento, subiendo en 2016 a 8,5 por ciento y el último dato de 2017 difundido fue de 8,7 por ciento. El Ministerio de Trabajo informó, en base a los registros en el Sistema Integrado Previsional Argentino, que dos tercios del empleo total creado el año pasado (268 mil) fueron monotributistas, autónomos, empleo público, trabajadores en casas particulares y monotributistas sociales. Son empleo inestables y de bajos ingresos. El empleo de calidad y bien remunerado de la industria acumula una caída de 66.310 puestos en dos años. ¿La desocupación está bajando?

Declaró también que la economía está creciendo. Hoy el nivel de la actividad económica está en el mismo lugar que la recibió con una deliberada peor distribución del ingreso. ¿La economía está creciendo?

En el discurso inaugural de las sesiones ordinarias del Congreso el presidente Mauricio Macri tuvo, al menos, un desliz de sinceridad cuando dijo: “Ese crecimiento invisible sucedió”.

¿Que sentís?
descripcion de la imagen