lunes, 16 de abril de 2018

Concejales rebeldes en Zárate y crisis en Cambiemos por Farmacity


El dictamen provisorio de la Procuraduría General de la Nación a favor del desembarco de Farmacity en provincia de Buenos Aires detonó una crisis al interior de la misma alianza Cambiemos. Un grupo de concejales de Zárate que responden al vicegobernador radical Daniel Salvador rompió con la disciplina de su bloque en la Legislatura y votó a favor de un proyecto de los farmacéuticos que repudia el posible arribo de la cadena farmacéutica del vicejefe de Gabinete Mario Quintana al territorio bonaerense.

La sesión del pasado jueves en el Concejo Deliberante de Zárate tuvo un momento de alta tensión cuando cuatro concejales radicales (Angel Lavie, María Elena Gallea, Irene Lucía Guehenneuf y Norberto Fernando Toncovich) no se plegaron al rechazo del bloque de Cambiemos respecto del proyecto de declaración presentado impulsado por el Colegio de Farmacéuticos contra la habilitación a Farmacity para operar en territorio bonaerense y decidieron apoyarlo. Los rebeldes son parte del armado radical en el distrito que encabezan el vicegobernador Daniel Salvador y la diputada Sandra Paris.

El hecho se produce en un marco de crecientes tensiones entre la Unión Cívica Radical y el PRO dentro de Cambiemos, que se ha visto particularmente acrecentada por notoria exclusión de los radicales de las candidaturas relevantes hacia las elecciones de 2019. El propio presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, expresó el malestar radical en un reciente encuentro del partido centenario en Mendoza, en el que Salvador jugó un rol relevante. Esa ubicación y la decisión de los concejales de Zárate parecen obedecer a la decisión del segundo de María Eugenia Vidal de elevar su perfil crítico, como parte de la estrategia radical de presión.

El proyecto presentado por los farmacéuticos en Zárate expresaba su preocupación por el posible desembarco de la empresa de Quintana en provincia, ya que “podría impactar negativamente en comercios locales del mismo rubro, con la consecuente pérdida de fuentes laborales” e instaba a la Legislatura bonaerense a reafirmar la vigencia de la Ley 10606, que regula la instalación de farmacias en el territorio y hasta el momento ha funcionado como freno a la ambición de Farmacity de expandirse de Capital a provincia (la que fue considerada por el dictamen del procurador interino Eduardo Casal como “inconstitucional”).

Desde Cambiemos se rechazó el proyecto, argumentando que es un tema que debe tratarse en la Justicia, lo que también que ha sido hasta el momento la posición oficial de los voceros de Vidal. En ese sentido, el concejal Marcelo Matzkin aseguró, según informa el portal La Política Online, que “en un sistema democrático y republicano, debe respetarse la división de poderes. Si un tema se encuentra judicializado por voluntad de las partes, como es el presente caso, los demás poderes del estado no deben interferir hasta que se dicte la sentencia y sea la justicia quien decida. Nosotros no venimos a mentir a la gente, asumimos el compromiso de decir la verdad”.
¿Que sentís?
descripcion de la imagen