sábado, 22 de septiembre de 2018

El gobierno provincial comenzó la prueba piloto de etiquetado de viviendas en Santa Fe

Este jueves se realizó el primer taller con los profesionales que realizan los relevamientos en los inmuebles. La primera prueba piloto se realizó en 2016, en Rosario.

El gobierno provincial realizó este jueves en la ciudad capital, el primer taller de profesionales que llevan adelante la prueba piloto de Etiquetado de Viviendas, que tiene como objetivo brindar a la ciudadanía una herramienta adicional de decisión a la hora de alquilar o comprar un inmueble. La actividad, coordinada por la subsecretaría de Gas y Energías Renovables, se desarrolló en la sede del Colegio de Arquitectos Distrito I.

El responsable del área de Eficiencia de ese organismo provincial, Roque Stagnitta, explicó que “este primer encuentro es una instancia de recopilación de dudas y de trabajo en conjunto, ya que en el marco de la Prueba Piloto, los profesionales eligieron las viviendas para certificar y siempre que se hace un relevamiento surgen dudas y la necesidad de revisar algunos criterios”.

Asimismo, el funcionario destacó que durante el encuentro “se presentaron las modificaciones efectuadas al aplicativo Certiviviendas, que no estaban disponibles al momento de realizarse los cursos de certificadores y que hace mucho más fácil la tarea de relevamiento”, agregó.

Finalmente, Stagnitta informó que “son al menos 40 los profesionales que manifestaron el interés de participar de esta prueba en la ciudad de Santa Fe y estamos intentando llegar a las 100 viviendas antes de fin de año”, concluyó.

PRESENTES
De la actividad participaron más de 30 arquitectos y arquitectas, ingenieros e ingenieras civiles, quienes compartieron los primeros datos obtenidos de los inmuebles propuestos para la muestra.

ETIQUETADO DE VIVIENDAS
La certificación de eficiencia energética de viviendas tiene como objetivo brindar a la ciudadanía una herramienta adicional de decisión a la hora de alquilar o comprar un inmueble.

Calificar energéticamente una vivienda se traduce en conocer de manera estimativa cuánta energía necesita para satisfacer los requerimientos de calefacción en invierno, refrigeración en verano, producción de agua caliente sanitaria e iluminación, durante un año y bajo condiciones estandarizadas de ocupación y utilización.

La certificación de eficiencia energética de una vivienda se realiza teniendo en consideración aspectos generales como el emplazamiento, diseño y orientación de la unidad; características específicas de la misma, como los sistemas constructivos (materiales y espesores de cubiertas, pisos y paredes de la envolvente); el tipo de aberturas; la utilización de protecciones solares fijas (aleros) o móviles (persianas y toldos); los sistemas activos instalados y su clase de eficiencia energética; y la incorporación de instalaciones de generación de energías renovables para el autoconsumo (calefones solares o paneles fotovoltaicos).
¿Que sentís?
descripcion de la imagen