martes, 11 de septiembre de 2018

El Municipio propone nuevos paradores en las playas para este verano

Se abrirá la convocatoria para emprendedores que quieran tener un espacio en alguno de los balnearios o solariums. Funcionarios municipales dieron detalles y expusieron los tres modelos que están planteados para que el público pueda acceder a servicios indispensables, entre ellos baños públicos, agua potable y duchas, además de encontrar todo lo necesario para disfrutar de la temporada estival.


En la Dirección de Deportes, funcionarios municipales dieron detalles sobre los nuevos paradores propuestos por el Gobierno de la Ciudad para instalar en las playas santafesinas y disfrutar del verano 2018-2019. Estos modelos, acordados con el Safetur, el ente autárquico de turismo municipal, están planteados para que el público pueda acceder a todos los servicios necesarios, entre ellos baños, agua potable y duchas.
En este marco, el Municipio abrió una convocatoria para los interesados en explotarlos que se extenderá hasta el 26 de septiembre. Luego se realizará la selección según los prototipos diseñados. Este llamado se hace con el fin de dejar en las mejores condiciones las playas de la ciudad de cara a la temporada que se viene. Entre las medidas llevadas a cabo con ese fin por el municipio, se incluye el operativo de limpieza con 400 voluntarios llevado a cabo el último fin de semana.
La secretaria de Desarrollo Estratégico y Resiliencia, Andrea Valsagna mostró los distintos diseños y dio detalles sobre la convocatoria. “José nos pidió que trabajemos con tiempo para que las playas estén en óptimas condiciones. El sábado hicimos un trabajo muy lindo de voluntariado, al que se sumaron muchas instituciones para limpiarlas”, contó. “Queremos mejorar los servicios que se brindan. El año pasado funcionaron muy bien los paradores y hoy nos parece que podemos dar un paso más”, aseguró la funcionaria.


Nuevos paradores

Al brindar más detalles, Valsagna indicó: “Se abrirá una convocatoria para que los interesados registren sus propuestas. Lo que estamos planteando son tres tipos distintos de paradores, todos con un diseño similar, que además de ofrecer productos, como en un bar o un kiosco, permitan sumar otros servicios como duchas, agua segura, lockers para los guardavidas. Además proponemos que los responsables de los paradores tengan a su cargo la limpieza de los baños públicos, y suministren sombrillas y reposeras”.
La funcionaria destacó que “esto lo podemos hacer porque estamos trabajando en equipo con las instituciones y el Safetur, espacio en el que discutimos todas las posibilidades”. Luego recalcó: “Esto es muy importante porque estamos en una situación económica particular, por lo que es necesario que todos acompañemos para que lleguemos a la temporada de verano con las playas en las mejores condiciones posibles”.
En cuanto a cuáles serán las playas habilitadas, Valsagna anticipó que “se conocerán más cerca de la apertura de la temporada, prevista para el 15 de noviembre, con los análisis de agua que permiten establecer cuáles son los lugares que funcionarán como balnearios o soláriums”. Cabe destacar que los paradores propuestos están pensados para los Espigones I y II y Playa Grande en la Costanera Oeste; y Punta Norte y Paseo de la Laguna, en la Este, como así también en el Parque del Sur.
La inversión para los interesados en estos emprendimientos variará según el prototipo elegido. Pero las posibilidades no se limitan a eso, porque la convocatoria está abierta también a quienes acerquen propuestas alternativas, siempre cumpliendo con las condiciones mínimas que exige el municipio para los paradores.


Turismo regional

La temporada estival finaliza el 15 de marzo, pero “la idea es que estos paradores puedan continuar durante el año, e incluso empezar un poco antes, más allá de que estén habilitadas o no las playas donde se ubiquen como balneario”, anticipó. Agregó además: “Tenemos un paisaje muy lindo, que lo podemos disfrutar los propios santafesinos, pero la idea es también que sea un atractivo para el turismo regional, porque es un activador del movimiento económico de la ciudad”.


Modelos

Los paradores están proyectados para ofrecer los servicios necesarios. Así se da cumplimiento a los requisitos de la ordenanza que se aprobó en 2016, que estipula una cantidad de prestaciones mínimas en las playas: baños públicos, agua potable, duchas, entre otras.
La propuesta arquitectónica plantea tres tipos de paradores, que cuentan con los mismos servicios y estética, pero con variantes en cuanto a su tamaño, para permitir de esta manera su adaptación a los espacios de cada playa. Los tres prototipos cuentan con una zona de expendio, galería, espacio deck, depósito, duchas y sector reservado para guardavidas.
El Parador tipo A, cuenta con un sector de expendio de 29,9 m2, una galería de 90 m2, un deck de 110 m2; y el depósito y sector reservado a guardavidas con una superficie de 20 m2. En cuanto al tipo B sus dimensiones son: sector de expendio 29,90 m2, una galería 65 m2, un deck 75 m2; y el depósito y sector reservado a guardavidas de 10 m2. En tanto, el modelo C, cuenta con una zona de expendio de 14,80 m2, una galería de 42 m2, un deck de 50 m2, y el depósito y sector reservado a guardavidas de 8 m2.





prensa SFC
¿Que sentís?
descripcion de la imagen