sábado, 8 de septiembre de 2018

José Corral: “El trabajo en equipo con Nación ya muestra transformaciones concretas en el Noreste”

A través del Plan Nacional de Hábitat se invirtieron $ 300 millones en una intervención integral que modificó definitivamente a los barrios Coronel Dorrego y Guadalupe Oeste. El avance más reciente en estos cambios fue la entrega del miércoles pasado de un conjunto de viviendas en calle San Martín entre Azcuénaga y Matheu, junto a la secretaria de Infraestructura Urbana de Nación, Marina Klemensiewicz. Eso se sumó al pavimento con asfalto y hormigón, cordón cuneta, iluminación led, conexiones cloacales y desagües pluviales. Además hace solo algunos meses se inauguró el NIDO-Escuela de Trabajo, y se revalorizaron espacios públicos.


Dotar con el servicio de cloacas, optimizar la red vial, instalar alumbrado público y jerarquizar espacios públicos son algunos de los ejes de la intervención integral para los barrios Coronel Dorrego y Guadalupe Oeste y que se completa con el avance del Plan de Regularización Dominial para 530 familias y la construcción de viviendas y de un edificio con equipamiento social.

El proyecto se enmarca en el Plan Nacional de Hábitat y fue planificado, diseñado y presentado por el Gobierno de la Ciudad ante la secretaría de Vivienda y Hábitat de la Nación. Con una inversión cercana a los $ 300 millones, el plan está en su última etapa y la transformación de estos dos sectores del noreste de la ciudad es notoria. Pese a las dificultades, la intervención nunca se detuvo y por el contrario, avanza a toda marcha y esto se debe al trabajo conjunto con el gobierno nacional.
“Para el Plan de Hábitat, Nación invierte millones de pesos en muchos barrios de todo el país, justamente con la misma mirada que nosotros teníamos y por la que antes no conseguíamos los fondos: una mirada integral, en donde al barrio hay que darle todo, no solo los servicios sino también las oportunidades, a través de la educación, de la salud, las Escuelas de Trabajo para los Jóvenes. Y eso es lo que estamos haciendo en Coronel Dorrego”, señaló el intendente José Corral al referirse a la transformación de la zona.
El mandatario remarcó precisamente que Dorrego “es un barrio que ha cambiado, los vecinos nos dicen que hay un antes y un después. Pensemos que hay 1.500 familias que tienen la posibilidad de conectarse a las cloacas, que hay más de 60 cuadras nuevas de asfalto, y más de una decena de hormigón en donde circula la línea 8. Antes no estaban los desagües ni el Bulevar French, que tiene una etapa terminada y sigue avanzando. Abrió sus puertas el Jardín de Coronel Dorrego, para los chiquitos de 1 a 3 años y el NIDO, para brindar oportunidades. Es realmente un cambio integral en el barrio". Por eso sintetizó que “el trabajo en equipo con Nación ya muestra transformaciones concretas en el Noreste”.

Distintas etapas

Poco a poco y a medida que fueron concluyendo, las obras se fueron inaugurando. Como sucedió la semana pasada cuando el intendente junto a Marina Klemensiewicz, secretaria de Infraestructura Urbana del Ministerio del Interior de la Nación, entregaron las 14 viviendas que se agrupan en un edificio ubicado en San Martín entre Azcuénaga y Matheu. El inmueble se levantó sobre terrenos nacionales que pertenecían a la ex traza de la avenida Circunvalación Norte y estaban desafectados. El presupuesto fue cercano a los $ 24 millones.
Cada unidad habitacional será ocupada por familias con historias muy difíciles, que intentan a base de esfuerzo salir adelante. Cinco fueron entregadas a mujeres jefas de hogar, tres de ellas víctimas de violencia de género. En otro caso, chicos con problemas de salud o de movilidad reducida y hay viviendas que fueron preparadas especialmente para ellos. También, hay un caso de una abuela que se hizo cargo de su nieta e historias de mucho sufrimiento, como los papás de Serena Martínez, la nena que falleció en un club santafesino tras recibir un disparo producto de un enfrentamiento entre bandas.
Las viviendas son ocupadas también por familias que vivían en el Parque Federal y tuvieron que ser relocalizadas para poder llevar adelante la construcción de las torres del Procrear. Hay que destacar que las familias ahora propietarias van a pagar por sus respectivas viviendas, cada una con planes adecuados de acuerdo a la capacidad económica.

Oportunidades y lugar de encuentro

En Larrea 1735 y con una superficie de 330 m2 en una planta de dos niveles, se levantó el NIDO-Escuela de Trabajo de Coronel Dorrego, ya inaugurado hace tres meses. Este Núcleo de Innovación y Desarrollo de Oportunidades (NIDO) es un espacio dedicado a ofrecer alternativas para personas de todas las edades, reforzar la convivencia y brindar formación y capacitación en cultura, empleo y deporte.
La construcción de este edificio demandó más de $ 8.300.000 que junto a los trabajos del entorno suman un total de casi $ 57 millones. Los fondos, tanto para la obra edilicia como para el equipamiento fueron aportados por el Gobierno Nacional. A partir de esta obra, se ampliaron las actividades y acercaron más propuestas no sólo a jóvenes sino también a niños, adultos, mujeres y personas con discapacidad que deseen formarse, crear un emprendimiento, participar de actividades deportivas, recreativas, culturales, terminar la escuela o solo reunirse en un lugar y compartir entre vecinos.
Vale recordar que en el lugar también se construyó una cancha de césped sintético, en la que se practican diferentes disciplinas deportivas que son parte de las actividades que se dictan en el Nido.

Unión de dos barrios

La revalorización de los espacios públicos es otro de los puntos de este plan integral. En este marco, se concretó frente al edificio NIDO-Escuela de Trabajo el Paseo Sarmiento que consiste en la apertura de esa calle entre Azcuénaga y Pavón, y permitió dar continuidad vial entre Coronel Dorrego y Guadalupe Oeste. La intervención tuvo como objetivo mejorar el tránsito en esos sectores, pero esencialmente, que las ambulancias, los patrulleros y otros servicios esenciales para los vecinos puedan ingresar a ese sector.
Otro espacio para destacar y que también se hizo en el marco de esta intervención de Nación es el corredor verde Avellaneda que se concretó en un espacio público próximo a las vías del ferrocarril con fines recreativos y deportivos que puedan ser aprovechados por todos los vecinos de los barrios aledaños.
Este paseo permite conectar el sector más consolidado de Coronel Dorrego con el área que se encuentra en proceso, además se aprovechan los espacios vacantes del ferrocarril. Allí se ejecutaron sectores de descanso y una ciclovía paralela a las vías, completando este corredor. Asimismo, este espacio cuenta con un playón polideportivo para el desarrollo de actividades físicas y recreativas.

Para chicos y grandes

Dos sectores que se integran y son lugares de encuentro para las familias son las plazas de la Primera Infancia y Los Cipreses. La primera está ubicada entre Pasaje Público, Lavalle, Azcuénaga, y Mitre. Allí se mejoró todo el sector y se generaron espacios con juegos infantiles para niños y niñas de distintas edades. Se colocó iluminación led, se hicieron las veredas tanto en el perímetro como en las diagonales, y se instaló todo el mobiliario necesario. También se forestó generando sectores de recreación y descanso.
La Nueva Plaza Los Cipreses está delimitada por Pasaje Público, Sarmiento, Bv. French y Necochea. Tiene como parte de sus características distintivas que las áreas de descanso están equipadas con mobiliario urbano conformado por bancos de piezas premoldeadas de hormigón armado. Además, sus senderos peatonales y cabeceras cuentan con un solado articulado de adoquines de hormigón, habiéndose colocado también cestos de residuos diferenciados. El lugar tiene un sector de juegos, una pista de entrenamiento y se plantaron 102 árboles. En lo que refiere a iluminación, se instalaron siete columnas de 10 metros con tecnología led.

Nueva Esperanza Este

Otro de los cambios notable en la zona es el vinculado a la urbanización en Nueva Esperanza Este, al norte de Dorrego. Allí se destinaron 389 lotes para viviendas. De ellos, 114 lotes fueron destinados a la reubicación de familias en riesgo hídrico; mientras que el resto fueron volcados a la demanda general para los programas Mi tierra Mi casa y Procrear. De estos últimos, quedan 52, que serán ofrecidos en su momento para su adquisición a través de alguno de los programas vigentes.
Por otra parte, de los 114 destinados a reubicación de familias, 60 se hicieron en el marco del Plan de Emergencia hídrica y el Plan de Reconstrucción de la ciudad, mediante los cuales los gobiernos municipal y nacional destinaron fondos para construir la viviendas, que se entregaron entre 2016 y 2017.
Vale destacar que la urbanización cuenta con cordón cuneta, mejorado y alumbrado público. Además se puso en valor los espacios públicos, y se ejecutaron cuadras de hormigón para que puedan transitar los colectivos de la Línea 8.

Obras clave

En otro orden, se ejecutan desagües cloacales para conectar a unos 1.500 domicilios con el tendido de 12.000 metros de cañerías; y se construye una Estación Elevadora en Avellaneda y Azcuénaga para una mejor y óptima prestación. También finalizaron los desagües pluviales en tres sectores concretos: el Rivadavia entre French y Larrea, el Azcuénaga entre Güemes y Avellaneda; y se suma el Marcial Candioti sobre esta calle desde French hacia el sur, doblando por Azcuénaga.
Además se concretaron 83 cuadras de cordón cuneta, y se ejecutaron 75 cuadras de pavimento asfáltico más ocho de hormigón que permiten que la línea 8 extienda su trayecto para llegar hasta Nueva Esperanza Este. También se colocaron 60 nuevas columnas de iluminación y de esta manera se completó el barrio.
¿Que sentís?
descripcion de la imagen