lunes, 22 de octubre de 2018

Indignación en el gobierno provincial por el fallo que liberó a los acusados de la megaestafa

En conferencia de prensa, el ministro de Justicia cuestionó duramente la decisión del juez Revori. Mirá lo que dijo.

El viernes pasado, 15 personas resultaron imputadas por una megaestafa multimillonaria cometida en el sur provincial. Ahora, se conoció la decisión del juez de Venado Tuerto Benjamín Revori de no dictarles prisión preventiva, como se esperaba desde el Ministerio Público de la Acusación y desde el gobierno provincial. De esta forma, quedaron libres.

Esta mañana, el fiscal del caso, Matías Merlo, dialogó con la prensa y calificó de “errónea y de gravedad institucional” la resolución de Revori. También hizo lo propio el ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro. Y poco después, en conferencia de prensa, su par de Justicia Ricardo Silberstein se expresó en igual sentido. Y lo hizo con duras palabras.

“Los fallos de los jueces son actos públicos que tienen un contenido político, actos de comunicación simbólica a la sociedad. ¿Qué puede ver la sociedad de determinado fallo en el que organizaciones criminales que cometen este tipo de delitos, donde se prueba que tratan de parar y manejar las causas, que tienen una enorme capacidad de adulteración y de trabar las investigaciones; tienen un trato privilegiado?”, comenzó, indignado, frente a la prensa.

“Les estamos dando pasto a aquellos que plantean que el sistema penal solamente agarra a los más pobres” y que “sostienen posiciones de agnosticismo político”, advirtió, y agregó, convencido: “el sistema penal argentino es particularmente benévolo cuando hay estructuras de poder, y (sobre todo si) hay abogados y escribanos (involucrados)”.

“No puede haber una interpretación ingenua ni descontextualizada de las leyes”, se quejó, y fundamentó: “cuando usted tiene una organización criminal, no puede tratar la prisión preventiva de la misma manera que cuando está tratando un delito individual. Una persona individual tiene muchísimo menos capacidad para poder adulterar e incidir en el desarrollo de un proceso”, pero acá se trata de “una organización criminal donde hay 30, 40 personas, de alta capacidad intelectual y económica, y que han manejado miles de millones de pesos”, lo cual les da “la posibilidad de poder entorpecer la investigación e incidir sobre testigos” (esto último, comprobado mediante escuchas).

“El derecho penal debe ser igual para todos”, reiteró Silberstein.

-¿Genera impunidad este tipo de decisiones?- se le preguntó.
- No tenga la menor duda.

Fuente: LT10/SFA
¿Que sentís?
descripcion de la imagen