martes, 20 de noviembre de 2018

La Provincia ejecuta más de 100 obras de infraestructura en la ciudad de Santa Fe

El objetivo es garantizar la inclusión y el desarrollo en la ciudad, y mejorar así la calidad de vida de los santafesinos.

El gobierno de Santa Fe ejecuta más de 100 obras de infraestructura básica en la ciudad de Santa Fe, con el objetivo de jerarquizar a la capital provincial y elevar la calidad de vida de sus más de 400 mil habitantes.

El gobernador Miguel Lifschitz explicó que "estas obras priorizan la integración y la inclusión urbana de los barrios de los trabajadores, que es donde necesitamos mayor cantidad de obras que tengan que ver con preparar las condiciones adecuadas para que el crecimiento urbano también implique una mejora en la calidad de vida".

Por su parte, el ministro de Infraestructura y Transporte, José Garibay, indicó que para la gestión provincial “la infraestructura es la base para un desarrollo sostenido” y detalló que se realizan “obras de provisión de agua, saneamiento, pavimento, remodelación de avenidas y protección urbana contra inundaciones en todas las partes de nuestra ciudad capital”.

La inversión provincial para llevar adelante estos trabajos asciende a los 4500 millones de pesos, destinados a ejecutar obras y acciones que promueven la inclusión e incentivan el desarrollo económico de toda la ciudad, garantizando derechos fundamentales a partir de una infraestructura adecuada.

Las 100 intervenciones consisten en un plan mediante el cual el Ministerio de Infraestructura y Transporte ejecuta obras de pavimento, desagües contra inundaciones, cloacas y trabajos de agua potable, con eje en los barrios más postergados de la ciudad capital, aunque también se realizan tareas en Santo Tomé y el aeropuerto Sauce Viejo.

PAVIMENTACIONES
Se trata de un plan inédito en la capital provincial cuyo objetivo es mejorar la conectividad entre los distintos sectores de la ciudad y garantizar la accesibilidad a servicios en los barrios.

En este marco, se desarrollaron más de 25 obras que implican una intervención en más de 100 calles, con la construcción de cordón-cuneta, mejoramiento de veredas, iluminación, entre otros trabajos. Muchas de las pavimentaciones se realizan en calles que conectan las principales avenidas de la ciudad, garantizando una mayor integración del territorio, y sobre sectores por los que transita el transporte público.

DESAGÜES CLOACALES
En el caso del saneamiento, la provincia se propuso ampliar el área de cobertura del servicio de cloacas, extendiendo la red de desagües hacia sectores que hasta el momento no contaban con el servicio.

En la actualidad se ejecutan cinco grandes obras de desagües que van a beneficiar a habitantes de los barrios San Jerónimo, Centenario, Chalet, San Lorenzo, Siete Jefes, Los Hornos, Barranquitas y Villa del Parque.

Estas obras permitirán mejorar los estándares de salud al garantizar un tratamiento de los efluentes, reduciendo los riesgos de enfermedades y los niveles de contaminación.



AGUA POTABLE
Atendiendo al crecimiento poblacional y la extensión del ejido urbano, el gobierno provincial decidió ampliar la provisión de agua potable al sector norte de la ciudad mediante la construcción del Acueducto Santa Marta, que implicó una inversión de más de 21 millones de pesos para abastecer de agua de calidad a los barrios Juventud del Norte, Juana Azurduy (barrio Acería), Scarafía, Loyola y Santa Marta.

A su vez, en junio pasado, el gobierno de la provincia, a través de Aguas Santafesinas S.A. (ASSA), inauguró una nueva planta potabilizadora para el noroeste de la ciudad que demandó una inversión superior a los 18 millones de pesos. En una primera etapa, la planta mejorará en forma directa el servicio a 7000 vecinos del barrio Los Troncos y, en forma indirecta, a otros 7000 habitantes de zonas aledañas.

PROTECCIÓN CONTRA INUNDACIONES
El gobierno provincial realizó una intervención que contempla un abordaje integral de la protección del ejido urbano contra inundaciones, construyendo cinco desagües.

Uno de los trabajos ya concluidos es el desagüe Llerena, que se ubica en calle Llerena entre las avenidas Almirante Brown y General Paz. La obra mejoró el escurrimiento del agua, beneficiando a los barrios Sargento Cabral, Unión y Trabajo, María Selva, San Roque e, indirectamente, a todo el sector noreste de la ciudad.

Además, se llevó a cabo la refuncionalización del canal Las Mandarinas, ubicado en el límite con Monte Vera, que desagota directamente a la laguna Setúbal, evitando que el agua ingrese por Aristóbulo del Valle y avenida Peñaloza.

El canal El Sable también se encuentra finalizado y Mariano Comas está en su etapa final.

Hay más de nueve obras hídricas vitales para la ciudad con distintos grados de avance y ejecución, entre las que destacan la Estación de Bombeo Cero y el desagüe Larrea, que fue finalizado y se ejecutan adicionales solicitados por el municipio local.

SANTO TOMÉ Y AEROPUERTO SAUCE VIEJO
El plan de obras se extendió a la ciudad de Santo Tomé, donde se incluyó la pavimentación de 50 cuadras de los sectores norte, centro y sur, con una inversión de $ 46.752.579 y un plazo de ejecución de seis meses, además del estabilizado de 80 cuadras más.

A su vez, se realizó la remodelación integral del aeropuerto Sauce Viejo, que contempló la reparación total del asfalto de la pista, luces de balizamiento y guiado de las operaciones. Estas obras ubican a las instalaciones a la altura de las necesidades actuales de aeronavegación. Entre otras intervenciones realizadas, se suma una inversión de 260 millones de pesos.
¿Que sentís?
descripcion de la imagen