miércoles, 14 de noviembre de 2018

La próxima semana habrá paro total de transporte

Colectiveros, ferroviarios, aeronáuticos y marítimos protestarán la semana próxima por la vigencia del impuesto a las Ganancias.

Los gremios del transporte serán protagonistas de la conflictividad de fin de año con una protesta coordinada que harán la semana que viene. Será una medida de fuerza que involucrará todo el transporte terrestre (colectivos, trenes y camiones), aéreo, marítimo y portuario, tanto de pasajeros como de carga, y que tendrá como eje principal el reclamo de exceptuar a los trabajadores del rubro del pago del Impuesto a las Ganancias. La acción coincidirá, además, con la vuelta al principal sello que agrupa a los sindicatos de la actividad de organizaciones que permanecían al margen desde hacía años.

Todo pasará desde hoy por la Confederación de Trabajadores del Transporte (CATT), que cuenta con una treintena de gremios estratégicos y, en líneas generales, afectados en gran medida por el pago del tributo. Este mediodía habrá en su sede un almuerzo con la mesa chica que integran los colectiveros de UTA, los maquinistas ferroviarios de La Fraternidad, los camioneros, los aeronavegantes y el portuario Juan Carlos Schmid, extriunviro de la CGT y líder formal de la CATT.

A ellos se sumarán el taxista Omar Viviani; el jefe de Unión Ferroviaria, Sergio Sasia, y el titular del Centro de Capitanes de Ultramar, excluidos por decisión propia del sello desde el segundo mandato de Cristina de Kirchner y dispuestos, ahora, a regresar lo antes posible. También se involucró en las negociaciones el piloto Pablo Biró (APLA), referente de la Corriente Federal de Trabajadores.

La comida de hoy será el paso previo a un plenario de la confederación que habrá mañana en La Fraternidad. Allí se resolverá una protesta para la semana que viene a falta del paro por 36 horas que tenía previsto lanzar la CGT para los últimos días de noviembre con una movilización a Plaza de Mayo. Hasta anoche la idea más firme era realizar una jornada de asambleas de todos los gremios del transporte con paralización de servicios por al menos seis horas.

Además de la demanda por Ganancias otros planteos pasarán por la rebaja en los subsidios al sector, la situación de los jubilados y los descuentos por huelgas previas, que según algunos dirigentes suman más que los $5.000 del bono acordado entre la central obrera y el Gobierno.

En el relanzamiento de la CATT la única incógnita es el rol que tendrá Hugo Moyano, jefe de los Camioneros. El gremio fue invitado al almuerzo de hoy y también al plenario de mañana. Para ambos convites se prevé como mínimo la presencia de Omar Pérez, escudero de Moyano y su hombre de confianza en varios emprendimientos del gremio.

En las últimas semanas la mesa chica de los gremios del transporte mantuvo contactos con los referentes que permanecen afuera de su estructura. El peso estratégico del sector lo llevan el colectivero Roberto Fernández y el maquinista Omar Maturano, determinantes en el transporte público a la hora de un paro nacional. De hecho ambos fueron objeto de la mayor presión del Gobierno para frenar una quinta huelga contra con el argumento de los subsidios que el Estado todavía distribuye en colectivos y trenes. Sin embargo la persistencia de Ganancias en el rubro terminó por unificar a la inmensa mayoría de gremios.

A la espera de una medida conjunta este viernes habrá una vez más conflicto en el sector aeronáutico. Los sindicatos de aeronavegantes (AAA) y la seccional de ATE en la actividad harán asambleas de 7 a 11 que, advierten, complicarán los servicios aéreos tal como ocurrió con una medida similar el jueves pasado pero a cargo del resto de los gremios de la actividad.
¿Que sentís?
descripcion de la imagen