miércoles, 7 de noviembre de 2018

Más misterio y más restos humanos en la Nunciatura de Roma

La aparición de otro esqueleto aumentó el misterio y desató especulaciones.

Un esqueleto sin extremidades inferiores, y sobre todo parte de la cuenca dental, fueron hallados por la Policía Científica italiana en el mismo lugar de la Nunciatura de Roma donde se halló otros restos humanos días atrás, presumiblemente de dos personas.

Todo el material ha sido incluido en la investigación, dijo el perito forense Giovanni Arcudi, elegido por el Vaticano para seguir el examen de los restos óseos descubiertos. Los agentes acudieron a la sede diplomática de la Santa Sede en la capital italiana para buscar nuevas pruebas en el lugar en el mismo lugar donde se detectaron otros restos.

Las nuevas excavaciones detectaron otros fragmentos óseos que deberán ser estudiados. El análisis de los huesos comenzó el lunes con su limpieza y la extracción de material genético por orden de la fiscalía de Roma para datarlos e identificarlos en el laboratorio.

La aparición de este esqueleto aumentó el misterio y desató especulaciones sobre la posibilidad de que se trate del cuerpo de Emanuela Orlandi, la hija de un empleado vaticano que desapareció en 1983 a la edad de 16 años, uno de los grandes misterios de Italia y de la Santa Sede.

Lo observado, dicen los expertos, no permite asegurar si esos restos son de un hombre o de una mujer. Hay además, piezas dentarias que parece haber pertenecido a una persona "no adolescente".

Otro pequeño montón de huesos, según un primer examen externo, permiten inferir que sería de una edad mayor que los del esqueleto anterior y, por tanto, pertenecientes a otra persona. Los policías habrían encontrado sólo unos pocos huesos o fragmentos, que no alcanzan para una identificación.

Fragmentos de hueso, especialmente de una mandíbula, pero nada que tenga que ver con las extremidades inferiores, que permitiría un cálculo de la edad. "Ahora no se puede confirmar la edad o el sexo, hay que tener los resultados de la prueba de laboratorio", amplió Arcudi, pero la primera impresión, basada en el examen de algunas estructuras óseas, permite arriesgar la hipótesis de que son huesos de una mujer. "Acaso de alrededor de los treinta años, no es una adolescente", arriesgó.

En los laboratorios de la Policía Científica también se está analizando la pila de huesos encontrados en otro punto del anexo del edificio y, tras los primeros chequeos después de la limpieza del material, parecería que estos son restos más antiguos. Demasiados interrogantes y misterios siguen abiertos.
¿Que sentís?
descripcion de la imagen