martes, 6 de noviembre de 2018

Un nuevo mensaje del papa Francisco hacia los jóvenes

Se dio en el marco del Encuentro Mundial Scholas Occurrentes.

El papa Francisco instó a los jóvenes de todo el mundo a "no negociar la identidad" y a cuidarla, y apeló al diálogo para que "la identidad no se vuelva violenta, no se vuelva autoritaria".

El Sumo Pontífice envió así un videomensaje a los participantes del Tercer Encuentro Mundial de la Juventud, patrocinado por la Fundación pontificia "Scholas Occurrentes" junto con World Ort, en Buenos Aires, que se desarrolla desde el 29 de octubre hasta hoy.

"Cuiden su pertenencia, reiteró el Papa, y así cuando vemos personas que no respetan nada entre nosotros ... Cuántas veces escuchamos decir: 'No confíes en él porque vendería también a su madre'. Cada uno se pregunta: Yo vendo mi pertenencia? Yo vendo la historia de mi país?. Yo vendo la cultura de mi país?. Vendo la cultura y es eso lo que recibí de mi familia?. Yo vendo la coherencia de la vida?. Yo vendo el diálogo con el hermano, incluso si tienes ideas diferentes o hago un diálogo falso?. No vendas aquello que está más profundo en nosotros, que es pertenencia, la identidad, y que en el camino se hace encuentros de diferentes tipos de identidad para enriquecerse mutuamente. Se convierte en hermandad'".

Según el papa Francisco, "nuestra identidad no es un dato que está establecido, no es un número de fábrica, no es una información que puede buscarse sobre Internet para saber quiénes son". "No somos una cosa totalmente definida, establecida -prosiguió-. Estamos en caminos, estamos en crecimiento, estamos creciendo con nuestro estilo, con nuestra historia, con aquel núcleo nuestro de identidad. Somos testimonios, somos escritores y lectores de la vida y no somos los únicos autores: somos aquello que Dios sueña para nosotros, aquellos que nosotros recordamos, aquellos que volvemos a recordar, aquellos que los otros nos recuerda, siempre y cuando seamos fieles".

"El peligro tan presente en estos tiempos es cuando una identidad se olvida de sus raíces, se olvida de dónde viene, se olvida de su historia, no se abre a la diferencia de la convivencia actual", advirtió. "Ve al otro con miedo, lo ve como enemigo y ahí comienza la guerra. Basta agarrar el diario cada día o ver el teleinformativo. Guerra pequeña al principio, casi imperceptible, pero grande y terrible en su final", señaló.

"Fieles a nuestra integridad personal, fieles a nuestra nobleza interior, fieles a una palabra de quien la gente tiene miedo: fieles a la coherencia. No tenemos identidad de laboratorio, no está. Cada identidad tiene una historia. Y porque tiene una historia, pertenece. Mi identidad viene de una familia, de un país, de una comunidad. Ustedes no pueden hablar de identidad sin hablar de pertenencia. Identidad es pertenecer, Pertenecer a cualquier cosa que me trasciende, cualquier cosa que es más grande que vos", añadió. "Vamos a recrearnos en el camino, crezcamos en el camino, con la memoria, con el diálogo, con la pertenencia y con la esperanza. Y así, nos enriqueceremos cada día más", concluyó el Pontífice.
¿Que sentís?
descripcion de la imagen