lunes, 11 de marzo de 2019

Neuquén sigue en manos del MPN: Gutiérrez triunfó por amplia diferencia


El año electoral comenzó este domingo con una crucial votación en Neuquén, donde se elegió gobernador y vice a través del sistema de Boleta Única Electrónica (BUE), por primera vez en la provincia. Si bien compitieron nueve listas, la disputa principal estaba planteada entre el actual gobernador Omar Gutiérrez, del Movimiento Popular Neuquino (quien finalmente resultó reelecto), el radical Horacio “Pechi” Quiroga por Cambiemos y el candidato del peronismo unificado Ramón Rioseco (Unidad Ciudadana-Frente Neuquino). También se votaron diputados provinciales y consejeros escolares en cada uno de los distritos escolares e intendentes y concejales en 21 municipios neuquinos.

Finalmente el MPN hizo pesar la historia a su favor y continuará gobernando la provincia que controla ininterrumpidamente desde 1962 (sus referentes históricos fueron los Elías y Felipe Sapag). Con algo menos del 80% de las mesas escrutadas, Gutiérrez obtuvo el 38,32% de los votos (perdiendo 2 puntos desde 2015, cuando logró un 40,57%), el candidato del peronismo unificado Ramón Rioseco quedó segundo con 24,24% (en comparación con 2015 bajó 7 puntos) y Horacio “Pechi” Quiroga logró 17,25% (3 puntos menos). La caída de las tres fuerzas principales se explica sobre todo por la aparición de Jorge Sobisch, que jugando por fuera del MPN, con un armado de la Democracia Cristiana, logró un 10,15% de los votos.

Estaba claro que, aunque nadie lo imaginaba ganador, el rol de Sobisch iba a ser fundamental en cuanto a la posibilidad de quitarle votos a las otras fuerzas. En este caso el sector más golpeado fue el del peronismo, que llegaba a las elecciones con el sueño de dar un batacazo histórico contra el MPN y arrancar la ronda electoral con un resultado que inquietara al Gobierno Nacional.

Ante esa amenaza, no fue casual que el presidente Mauricio Macri haya elegido no aparecer por la provincia para apoyar al candidato radical de Cambiemos, apostando al triunfo del “menos malo” MPN ante una posible sorpresa peronista. Tanto así que en los últimos días de campaña, dirigentes nacionales de Cambiemos optaron por llamar a votar a Gutiérrez en vez de al propio candidato. Leandro López, diputado nacional del PRO, llamó a no votar a la lista de Cambiemos: “Les pido a los neuquinos hacer un voto racional y útil. Si no queremos que ganen los K, hay que evitar votar a opciones que no tengan chances de ganarle a Rioseco”.

Rioseco, que en 2015 logró un muy meritorio segundo puesto con el 31,2% de los sufragios, aparecía como la principal amenaza, ya que el triunfo de un candidato directamente apoyado por la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que además exprese una posible unidad del peronismo, sería una muy mala noticia para Cambiemos en el inicio del año electoral.

El sistema de BUE se utilizó en casi el 95% de las 1.541 mesas de votación habilitadas (solamente 144 que usarán, por última vez, boleta de papel). En las primeras horas tras el cierre de los comicios, no faltaron las denuncias de fraude de ciudadanos que afirman haber votado una cosa en la máquina para luego ver que su voto era registrado para otro partido.
¿Que sentís?
descripcion de la imagen