sábado, 9 de marzo de 2019

Tinelli dio otro paso en terreno político


"Dice 'no estamos preocupados', por lo menos tené sensibilidad por la gente, no mires solo una planilla de Excel". El conductor televisivo Marcelo Tinelli volvió a apuntar contra el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, horas después de haberlo cruzado por las redes sociales y confesó que "viendo la situación en la que está la Argentina, me da ganas de hacer algo. No puedo creer que esto esté así, estamos muy mal". Tinelli, en diálogo con Radio Metro, descartó definir si participará en las próximas elecciones, pero criticó al presidente Mauricio Macri y a la ex presidenta Cristina Kirchner como "dos caras de la misma moneda" y señaló al ex ministro Roberto Lavagna como un candidato "potable".

"Estamos ante dos personas, Macri y Cristina, que son dos caras de la misma moneda. Y los dos tienen picado el boleto", se diferenció sin demasiadas precisiones el conductor y deseó que "haya una alternativa" porque "hay una grieta en la que nos metieron a todos adentro". "Hoy hablo con muchos actores del gobierno y con muchos actores de la oposición, no creo que este país tenga que salir por una persona, tiene que haber un consenso general de todos", se posicionó Tinelli, que si bien se alejó de Macri confesó su admiración por dirigentes del PRO y del Frente Renovador.

El empresario de medios irrumpió ayer en la escena política al participar de una recorrida de campaña en Tucumán con el candidato a intendente del PJ Mario Leito —el presidente del club Atlético de Tucumán al que calificó como un "amigo" que lo "apoyó en el proceso de AFA"— y el gobernador Juan Manzur; y más tarde publicar el tuit en respuesta al ministro Sica, quien había dicho que el Gobierno no estaba preocupada por la corrida del dólar.

"Viendo la situación en la que está la Argentina, me da ganas de hacer algo. No puedo creer que esto esté así, estamos muy mal", confesó Tinelli en la entrevista con Matías Martín, pero negó dar definiciones sobre una posible participación en la campaña de este año. "¿Por qué me tengo que definir? Los que son políticos no se definen y la gente quiere que se define lo que no son políticos. Será ahora, será más adelante, no tengo apuro", puso distancia el empresario de medios, pero insistió en la preocupación por la situación del país: "Recorro y hablo con curas villeros, con pastores evangelistas, que no le puedan dar de comer a la agente, que falta el plato de arroz".

En ese tono, Tinelli explicó que la respuesta que le dio a Sica a través de las redes fue una reacción por situaciones que atravesó en su vida personal: "Viene mi hija y me dice que no le dieron un crédito en el banco porque le pidieron un descubierto del 80 por ciento, mi mujer pidió un préstamo en dólares para su empresa de zapatos y el dólar sube un 4,5 por ciento; y sale un ministro y dice 'no estoy preocupado'", por lo menos tené sensibilidad por la gente, no mires una planilla de Excel".

El conductor agregó otros ejemplos como la caída de los grandes clientes publicitarios que tenía en su programa y la situación del Club Ciudad de Bolívar, que "está por pedir un préstamos porque le vienen 140 mil pesos de luz". "Si ante eso no ves signo de preocupación es como que diga que el programa hago 2 puntos de rating y diga que voy bien. ¿Qué es solo electoral la preocupación?", criticó Tinelli.

El empresario de medios, que recordó sus "raíces peronistas", también criticó al gobierno de Cambiemos por acudir al Fondo Monetario Internacional —"no me siento cómodo con mandar un Excel a Washington a ver cómo nos está yendo"— y el discurso oficial entorno al "pasado" y el "populismo". "Si no les gusta hablar de subsidios, decime qué incentivos le van a dar a los que toman un empleado, a una empresa, a los que quieren invertir. La lluvia de inversiones no van a venir sin consumo", ensayó una análisis el ex socio de Nicky Caputo en el Badajoz.

"Consumo, inversiones, exportaciones, las tres patas de la economía, no las tenemos. Me preocupa el tejido social. Hasta dónde van a seguir poniendo dinero", fue otra de las críticas de Tinelli antes de destacar "el trabajo social" que hacen la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la ministra de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley, pero "hasta cuándo van a seguir sosteniendo algo, donde tienen que haber una política de crecimiento".

En ese punto, Tinelli expresó su deseo que de haya "un cambio, un movimiento" y destacó una charla reciente que mantuvo con el ex ministro Lavagna. "Me pareció una persona sensata. Me gustaría ver las ganas que él tiene, es una persona que ya salió de dificultades económicas, una persona que se le plantó a Cristina Kirchner en su momento cuando había cuestiones de su gobierno que no le parecían honestas. Me parece un tipo potable", le expresó su respaldo público y recordó también su buen vínculo con el líder del Frente Renovador Sergio Massa y Marco Lavagna, diputado de ese espacio e hijo del ex ministro.
¿Que sentís?
descripcion de la imagen