martes, 14 de mayo de 2019

En la era Macri, el presupuesto en Ciencia cayó un 40%

En 2015, la Argentina invertía casi $21 mil millones en el sector y este año fijó poco más de $13 mil millones. Al vaciamiento a la Ciencia se le suma un problema histórico: la falta de programas de integración de los investigadores en la industria.

Los científicos y becarios del Conicet llevan una lucha incansable desde hace al menos dos años y medio con cientos de protestas y marchas en reclamo de mayores fondos e inversión. Sin embargo, es sistemático el deterioro en la capacidad institucional de promover la producción, transmisión y transferencia del conocimiento.

Haciendo oídos sordos, la gestión de Cambiemos fue recortando el presupuesto al sector y el año pasado hasta suprimió el ministerio de Ciencia y Tecnología y lo redujo a secretaría. Pero esta semana, el apellido Simian se metió en la historia de la lucha de los científicos y volvió a poner en el centro de discusión la grave situación de los investigadores argentinos.

Salarios por debajo del nivel de pobreza, imposibilidad de renovar cargos, cesación de pagos de compromisos ya asumidos e imposibilidad de uso de herramientas de promoción del conocimiento son algunas de las dificultades que "con mucha tristeza e impotencia" vivencian mes a mes los científicos, tal como expresaron en diciembre último a través de una carta pública cinco de los ocho directores del Conicet. Una de las firmantes es Dora Barrancos, quien esta semana decidió renunciar al directorio.

Pero, por primera vez, el pedido de un científico obligó al Gobierno a salir a hablar del brutal ajuste que lleva adelante con la Ciencia desde 2016 y de forma ininterrumpida. No tuvo más remedio que admitirlo porque los números hablan por sí solos y desnudan el drama por el que atraviesan los científicos. Y este viernes el presidente Mauricio Macri recibió en su despacho a la bióloga Marina Simian, quien tuvo que recurrir a un programa de televisión para conseguir fondos que le permitan continuar con sus estudios de cáncer de mama que lleva adelante en la Universidad de San Martín.


¿Que sentís?
descripcion de la imagen