lunes, 3 de junio de 2019

Día de la bicicleta: las ventajas de emplearla para ir al trabajo

Quienes eligen esta opción argumentan que les contribuye con el humor y se sienten bien. Además disponen de más tiempo libre al finalizar la jornada.


El lunes 3 de junio fue declarado por la ONU como el Día Mundial de la Bicicleta, un medio de transporte que cada vez usan más argentinos para ir a trabajo con el fin de realizar actividad física cuando no se dispone de mucho tiempo y para sentirse más conectado con el medio ambiente.

Además de observar cambios positivos en relación a la salud física y mental, existen repercusiones positivas en las relaciones intergrupales de quienes incorporaron actividad física a las horas de trabajo. “Los veo orgullosos de ellos mismos, felices con su ejercicio diario”, asegura Martin Brambati, Sr. Engineering Manager de Eventbrit.

Dar el ejemplo parece ser la mejor estrategia a la hora de contagiar esta tendencia: “En invierno voy en bici a trabajar, me gusta y me hace sentir bien. En verano alterno entre correr y bici. Lo pude hacer gracias a que en la oficina contamos con un camarín con ducha y todos los elementos necesarios para desayunar y arrancar a trabajar luego de la actividad física”, agrega Brambati.

Existen algunas razones por las que no todos son adeptos a esta iniciativa. Las principales están relacionadas con el clima, ya que cuando hace mucho frío hay varios desertores; otras están vinculadas a cuestiones familiares, como llevar los hijos al colegio antes de ir a trabajar. Sin embargo, estos aspectos fueron minimizados ya que hay grandes ventajas al ejercitarse que compiten contra las excusas:

Ahorrar nafta. Ponerse a pensar todo lo que se puede hacer con ese ahorro es un buen incentivo.

Hacer ejercicio. Esta es una buena forma de convertir a la actividad física en un hábito.

Disponer de tiempo libre. Al incorporar la cuota de ejercicio diario a la rutina laboral, se puede disponer de mayor tiempo libre al salir del trabajo.

Contribuir al medio ambiente. Utilizar la bicicleta como medio de transporte o ir corriendo hasta la oficina genera un impacto positivo en el medio ambiente.

Mayor felicidad. Luego del ejercicio físico experimentamos una sensación de felicidad a causa de múltiples hormonas que se activan y son responsables de una sensación de bienestar y calma.

Mejor humor. Evitar embotellamientos, bocinazos y no tener que buscar lugar para estacionar son mejores maneras de empezar el día
¿Que sentís?
descripcion de la imagen