domingo, 2 de junio de 2019

Ricardo Barreda y su amenazante respuesta a un periodista que lo entrevistó en la calle

El cuádruple femicida fue interceptado en San Martín.


Este año se cumplen 27 de aquel 15 de noviembre en el que Ricardo Barrerda asesinó a su esposa, Gladys McDonald; a sus dos hijas, Cecilia y Adriana, y a su suegra, Elena Arreche. Desde entonces, el cuádruple femicida concedió pocas entrevistas y mantuvo un marcado perfil bajo. En libertad desde el 2016, vive en San Martín y fue interceptado este fin de semana por el periodista Marcelo Costanzo.

Costanzo: “A mí me interesa su historia”
Barreda: “A mí no”
Costanzo: “Cuénteme por qué está en San Martín nada más. Eso sólo quiero sabere”
Barreda: “Porque yo estaba en General Rodríguez y de ahí vine a parar a San Martín”
Costanzo: “¿Cómo está usted después de todo lo que pasó?”
Barreda: “Bien”
Costanzo: “¿Está arrepentido? ¿Qué siente hoy?”
Barreda: “Son cosas que no quiero volver atrás con eso”

En ese momento, el cuádruple femicida intentó dar por terminado el diálogo. Pero el periodista resistió: “Lo conozco hace mucho porque yo vivía en La Plata. Mi pregunta es esa: ¿qué piensa hoy Bareda?”. “Muchas cosas”, retrucó.

Costanzo: “¿Qué? Cuénteme que a mí me interesa”.
Barreda: “No, no, no; es que a mí no me gusta revolver. Cuando uno revuelve mierda sale mal olor”.
Costanzo: “Nunca lo escuchamos arrepentido”.
Barreda: “No”.
Costanzo: “¿No está arrepentido?”.
Barreda: “No, me duele mucho”.
Costanzo: “¿Hoy piensa en qué, Barreda?”.
Barreda: “No sé”.
Costanzo: “¿En sus hijas?”.
Barreda: “No pienso en nada”.

Mientras lo acompañaba en su caminata, el periodista le preguntó si vivía en San Martín. “Sí, vivo acá. Todos me conocen. Me tratan bien”.
Barreda: “Los vecinos me esperan, me llevan a un lado, a otro; me invitan”.
Costanzo: “En ningún momento lo critican”.
Barreda: “No, alguno lo hará”.
Costanzo: “¿De salud cómo está?”
Barreda: “Y… son muchos años”.
Costanzo: “¿Piensa en volver a La Plata?”.
Barreda: “Sí, en cualquier momento”.
Costanzo: “Su casa está con el tema de remate por las deudas, ¿sabe eso?”.
Barreda: “No”.
Costanzo: “Los medios de comunicación sabe que están atrás suyo, ¿qué les diría a los medios que lo buscan?”.
Barreda: “Que me dejen de hinchar las pelotas. No hay cosa que no sepan”.

“Estoy muy arrepentido de lo que hice”, reconoció sobre el final de la nota, al tiempo que aseguró que si pudiera volver el tiempo atrás no cometería el crimen. “No quiero hablar más, no me entiende usted. La gente es pesada, es cargosa”, resistió el femicida.

Irritado por las preguntas, Barreda le aseguró al periodista que nadie le pregunta sobre el cuádruple crimen. “Porque son todos lo suficientemente cautos para no andar haciendo preguntas irritantes”, amenazó, al tiempo que se despidió con un amenazante: “Usted me irrita ya”.
¿Que sentís?
descripcion de la imagen