domingo, 10 de noviembre de 2019

La desazón de Lavallén por no haber podido ser campeón con Colón

El entrenador sabalero afrontó la conferencia de prensa con mucho pesar por haber quedado en la puerta del título en la Copa Sudamericana y, dentro del dolor, agradeció el apoyo incondicional de la gente.

La conferencia de prensa después de la derrota no fue sencilla de afrontar para el entrenador de Colón, Pablo Lavallén. Claramente golpeado, intento hacer un análisis de lo que dejó el 3-1 ante Independiente del Valle en la final de la Copa Sudamericana.

"Nos causa mucho dolor esta derrota. Primero por los jugadores, por verlos como estaban, con lágrimas en los ojos; y la impotencia de no darle a la gente lo que tanto esperábamos. Le pedimos disculpas por no poder cumplirles el sueño. Es un momento duro, porque perder una final no te deja sacar nada positivo, más cuando tenés la gente así acá", comenzó diciendo en la charla con los medios, entre los que estuvo como a lo largo de esta semana..

Asimismo, dijo: "Los goles siempre te condicionan. Te pegan y duelen, más cuando no tenés claridad. El fútbol tiene imprevistos y se pagan en una final cuando no pasaba demasiado. Cuando vos querés reaccionar se suspendió. Lamentablemente después no lo pudimos sostener cuando creíamos empatarlo y recibimos otro cachetazo y ya era muy cuesta arriba", agregó.

Tampoco intento buscar excusas, pero..."Todo lo que pueda reclamar no tiene sentido, ya está. Poder manejar y jugar más tiempo que parar, me parece que es responsabilidad de las autoridades. Hay que medir cuántas veces se puede frenar por situaciones de contactos. Hubo algunas en la que no pasó nada y se frenó. No voy a reclamar nada. Ya está. Hay cosas que con tantas cámaras y gente mirando que no pueden pasar. Pero no es excusa, porque por eso no perdimos. El VAR supuestamente es para que sea lo más justo, pero atenta para el que necesita remontar el resultado".

"No es lindo perder una final. Será cuestión de empezar ahora una nueva levantada, ya que hay que superar esta situación dura, que nos deja la angustia de no darle a la gente el título que esperaba. El equipo hizo un gran torneo pero no alcanzó en el último partido", aseveró.

En el cierre, valoro el apoyo de los más de 35.000 fanáticos en la Nueva Olla: "Para mí es un orgulloso lo que hizo el hincha de Colón. Batieron un récord, nunca nadie llevó tanta gente. A todos nos emociona y a la vez aumenta el dolor. Porque queríamos ganar para retribuir el esfuerzo. Nos sentimos con la responsabilidad de no hacerlo. Por eso el dolor es grande. Lo que la gente hizo no tiene explicación, empujó todo el partido e hizo su trabajo, pero nosotros quedamos en el debe".

Fuente: RU
¿Que sentís?
descripcion de la imagen