miércoles, 15 de enero de 2020

Caamaño pone en marcha el plan para limitar la relación de la AFI con la Justicia

La flamante interventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Cristina Caamaño, emitió una resolución interna que será oficializada este miércoles pidiéndole a los jueces penales que restrinjan “al mínimo” las solicitudes de colaboración con la central de inteligencia. Se trata del primer paso de un plan para cortar el circuito de retroalimentación entre servicios y jueces, que derivó en numerosos escándalos judiciales y que, con el caso D´Alessio, dejó a la vista el funcionamiento de una red de espionaje ilegal.

Por medio de la resolución 17, la interventora, cumpliendo promesas de campaña de Alberto Fernández, decidió comunicar a los jueces y fiscales con competencia penal de todo el país que “apliquen de forma restrictiva la facultad de requerir la intervención de esta agencia en actividades de investigación criminal en el marco de las causas sometidas a su jurisdicción, las que resultan además propias de otros organismos estatales”.

Uno de los objetivos explicitados en el texto, es la “profesionalización” de la AFI: “Esta Agencia Federal de Inteligencia debe orientar todos sus esfuerzos al cumplimiento de sus funciones primordiales de producción de inteligencia nacional y producción de inteligencia criminal referida a los delitos federales complejos y contra los poderes públicos y el orden institucional, encauzando sus medios técnicos y de recursos humanos hacia ese cometido principal”.

Luego, en los considerandos, el texto aclara que el marco legal que se reestablece es el que, en en los últimos meses del Gobierno de Cristina de Kirchner, resolvió la reemplazar a la ex Secretaría de Inteligencia por la AFI. También se cita la acordada de la Corte Suprema de junio de 2019 en la que se recomendaba a los jueces penales aplicar en forma “restrictiva” la captación de comunicaciones y el pedido de escuchas telefónicas.

El sistema de escuchas será sacado de la órbita de la AFI, que en los últimos años promovió numerosas filtraciones de audios de dirigentes opositores al macrismo. En este sentido, Caamaño también impulsa la prohibición de que los servicios realicen desgravaciones para la Justicia: “Ningún organismo de inteligencia podrá, entre otras prohibiciones, cumplir funciones de investigación criminal, salvo ante requerimiento específico y fundado realizado por autoridad judicial competente en el marco de una causa concreta sometida a su jurisdicción, estableciéndose la excepcionalidad para que este organismo actúe en carácter de auxiliar de la justicia”.

“Resulta necesario disminuir al mínimo de los casos posibles el ejercicio de las funciones de investigación criminal de esta Agencia, y por ende, su participación como auxiliar en las causas judiciales”, agrega la resolución.

Con estos nuevos límites, la acción de la AFI deberá limitarse a circunstancias que involucren terrorismo, narcotráfico (este punto se delimitará también), tráfico de armas, trata de personas, ciberdelitos, atentados contra el orden económico y financiero y delitos contra los poderes públicos y el orden constitucional.


Fuente: IP
¿Que sentís?
descripcion de la imagen