viernes, 14 de febrero de 2020

18 años de prisión para el abuelastro de la nena tucumana obligada a parir

Se trata del caso de la menor de 11 años que pidió la interrupción legal del embarazo pero la Justicia se la negó. El hombre, hoy de 67 años, era pareja de su abuela.

La Justicia tucumana condenó a 18 años de prisión al hombre que abusó de la nena de 11 años identificada como Lucía, a la que en febrero del año pasado le realizaron una cesárea a pesar de haber solicitado la interrupción legal del embarazo (ILE).

El tribunal integrado por los jueces Fabián Fradejas, María Balcazar y Juana Francisca Juárez, encontró "responsable" al acusado, ex pareja de la abuela de Lucía, de "abuso sexual con acceso carnal, doblemente agravado por el grave daño a la salud de la víctima y por convivencia en concurso real".

El sentenciado deberá seguir en prisión preventiva en su domicilio hasta tanto quede firme la sentencia, para ser trasladado inmediatamente a la cárcel de Villa Urquiza.

En el fallo se recomienda, además, al Estado provincial que brinde a la víctima una beca para que pueda terminar sus estudios y le provea asistencia socioeconómica, sanitaria y psicológica de manera gratuita.

También solicita al Ministerio de Educación y al Ministerio de Desarrollo Social que concrete un relevamiento de datos estadísticos sobre violencia sexual a niñas, niños y adolescentes; organicen campañas de educación y concientización, prevención y erradicación de violencia contra las mujeres así como de salud sexual y reproductiva.

El caso

El 5 de febrero de 2019, la madre de la niña había denunciado el abuso que sufrió su hija y solicitado la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) cuando Lucía cursaba la semana 16 de gestación.

Pero tras permanecer internada en el hospital, se le practicó una operación cesárea por un fallo de la justicia y el viernes 8 murió la beba nacida luego de 23 semanas de gestación y con 660 gramos de peso.

Días después, la niña recibió el alta médica del Hospital del Este donde permaneció internada desde que se denunció el caso.

El caso generó el repudio de amplios sectores sociales y la indignación de organizaciones pro aborto, que se movilizaron por aquel entonces bajo las consignas #NiñasNoMadres y #EmbarazoInfantilForzadoEsTortura, entre otras.


FUENTE: TÉLAM/ LA GACETA
¿Que sentís?
descripcion de la imagen