Tres grupos de bonistas rechazaron la propuesta argentina, pero continúan las negociaciones


Desde que el Gobierno argentino oficializara su propuesta de renegociación de la deuda con acreedores extranjeros, que incluye un fuerte recorte en los intereses y un período de gracias de tres años, ya tres grupos de bonistas manifestaron su rechazo. Más allá de esta posición, se manifestaron dispuestos a seguir negociando para llegar a un acuerdo.

Este domingo el Comité de Acreedores de la Argentina, liderado por Greylock Capital, fue el primero en rechazar formalmente la propuesta argentina, pidiendo que haya negociaciones de “buena fe”. Este lunes, el principal grupo de acreedores del país (“Grupo Argentina Ad Hoc”, integrado por Ashmore, BlackRock, Fidelity y otros grandes fondos de inversión que representan más del 25% de la deuda emitida durante el gobierno del ex presidente Mauricio Macri) también rechazó formalmente la propuesta elaborada por el ministro de Economía Martín Guzmán. Sin embargo, manifestaron estar dispuesto a respaldar un plan que genere algún alivio en los pagos de la deuda de más de 40 mil millones de dólares.

Este lunes también se sumó a esos rechazos el del “Grupo Ad Hoc de Titulares de Bonos de Canje de la Argentina” (unos 20 fondos de inversión liderados por Monarch, HBK Capital Management, Cyrus Capital Partners LP y VR Capital Group, entre otros), que posee más del 16% del total de los bonos emitidos por la Argentina en los canjes de 2005 y 2010. Como el resto de los bonistas, acusaron al gobierno argentina de hacer una propuesta “unilateral”, sin negociaciones de buena fe.

Los fondos de inversión destacaron que hasta el momento trataron de “colaborar constructivamente” con las autoridades argentinas para logra un canje de deuda que “el Grupo y la comunidad internacional de inversores en general puedan apoyar”. Se manifiestan a favor de un “reperfilamiento” de la deuda a corto plazo pero con una quita menor al 62% que propone argentina y con un plazo de gracia menor. “El plan de reestructuración propuesto por el Grupo proporcionaría al gobierno un espacio financiero con el objetivo de satisfacer las demandas económicas y sociales del pueblo argentino a corto plazo, y también crear una base para el éxito a largo plazo”, expresaron en un comunicado.

“El Grupo considera que todas las partes interesadas en Argentina deberán contribuir a una solución que ponga a Argentina en el camino hacia el crecimiento sostenible y la estabilidad financiera. Sin embargo, las propuestas incluidas en el comunicado de prensa no satisfacen ese objetivo y buscan colocar una parte desproporcionada de los esfuerzos de la Argentina para el ajuste a largo plazo sobre los hombros de los tenedores de bonos internacionales”, añadieron. Y concluyeron, dejando abierta la puerta a más negociaciones: “El Grupo de Titulares de Bonos de Canje sigue disponible para trabajar de buena fe con la Argentina para enfrentar sus desafíos y para presentar propuestas realistas que puedan proporcionar a la Argentina un camino consensuado hacia una carga de deuda sostenible”.


Fuente: IP

Publicar un comentario

0 Comentarios