Continúan los incendios en las islas

En los próximos días se esperan condiciones climáticas estables, por lo que no habrá una ayuda de la naturaleza para apagar las quemas de pastizales en las islas.


En los últimos meses hubo muy pocas lluvias en la ciudad de Santa Fe y la región. Además, el río Paraná viene con un bajo caudal desde principios de año y esos factores son una combinación que hicieron que proliferen los incendios en las islas que están frente a la capital provincial.

Las quemas de pastizales se intensificaron en los últimos días y en la ciudad es notoria la presencia del humo que generan los focos ígneos. El especialista en clima, Luis Dopazo, le dijo a UNO Santa Fe

que en mayo, junio y julio se está por debajo del promedio histórico de precipitaciones para estos meses.

"La última lluvia que pasó los 40 milímetros fue la del 28 de marzo", recordó y agregó: "Mientras que en abril hubo una que pasó los 20 milímetros. Después fueron todas lluvias de muy poco milimetraje. El viernes de la semana pasada fue la última lluvia que fue de 6,4 mm en promedio para la ciudad de Santa Fe".

Además, el especialista indicó que "hasta el viernes de la semana que viene no hay pronósticos de lluvias". Mientras que en lo que hace a las temperaturas Dopazo dijo: "Sí vamos a tener calor para lo que es agosto. Las máximas van a estar cercanas a los 30 grados y las mínimas por encima de los 15 grados. Esto tiene que ver con una irrupción de aire tibio y cargado de humedad que viene desde el Brasil".

Por otra parte, argumentó que lo que influye mucho en la proliferación de los focos de incendio "es la bajante del río porque eso deja expuesta mayor superficie de isla y porque las pequeñas lagunas o cursos de agua internos de las islas hacían de cortafuego y hoy todo eso está seco igual que la vegetación acuática que estaba en esas lagunas o arroyos. Eso es material que sirve para la propagación del fuego y los incendios".

En los primeros días de agosto se espera que se publique el pronóstico climatológico trimestral que elabora el Servicio Meteorológico Nacional. Eso brindará una perspectiva genera de lo que podría suceder con las precipitaciones durante los meses de agosto, septiembre y octubre.

Mientras que en lo que hace a la bajante del río, Dopazo indicó que la tendencia es que va a seguir siendo baja y hasta entrada la primavera no hay un panorama de que llueva en la cuenca alta del río, por lo que no hay indicadores de que esta situación cambie. "Lo más probable es que tengamos el río en la misma situación que ahora o descendiendo un poco más, por lo menos por los próximos dos meses", finalizó.

Fuente: Uno Santa Fe

Publicar un comentario

0 Comentarios