Sain no concurrirá a Diputados

El ministro no aceptó las condiciones que quiso imponer el socialismo, que preside la Cámara. Legisladores justicialistas defendieron su decisión y acusan a Miguel Lifschitz de impulsar “un proceso de oscurantismo” en el Cuerpo.


El viernes pasado,la comisión de Seguridad de la Cámara de Diputados convocó al ministro del área, Marcelo Sain. En el temario a tratar estaban la violencia urbana que recrudeció en Santa Fe y Rosario y la ausencia de presencia policial en las calles, entre otros.

Luego de casi una semana del cruce entre el PJ y el Frente Progresista por la modalidad en que se daría la visita del funcionario -prevista para mañana-, legisladores oficialistas adelantaron en conferencia de prensa que aquél no concurrirá a la cita.

“Les queremos contar que después de una serie de reuniones y de opiniones que intercambiamos con el Poder Ejecutivo de la Provincia, hemos decidido anunciar que el ministro Sain no va a concurrir mañana en las circunstancias que fue planteada la reunión”, anunciaron.

“Creo que hay sobrados motivos para fundamentar lo que para nosotros es un hecho institucional grave, que es la no posibilidad de concurrencia de un funcionario público a dar explicaciones y a charlar sobre la coyuntura política y sobre el mediano y largo plazo, en un tema tan sensible como la seguridad”, continuaron.

Luego, acusó al titular de la Cámara Baja, el socialista Miguel Lifschitz, de aplicar “un cambio de reglas del juego sistemático” en el Cuerpo. En ese sentido, argumentó: “se convocó al ministro de antemano, diciéndole que la reunión iba a ser cerrada con la posibilidad de que solamente asista con dos colaboradores, sin la presencia de público ni de medios de comunicación y bajo una temática a definir”.

“El artículo 74 del reglamento autoriza que cualquier legislador o legisladora pueda estar presente en las reuniones de comisión. Además, a partir del Covid-19 se habilitó el recinto de sesiones como una sala especial de reuniones. Pero curiosamente en esta oportunidad, ante la insistencia de la mayor parte de compañeros y compañeras de venir a estar presente en un tema tan sensible como este, se cierran las puertas del recinto, se impide que haya cuerpo de taquígrafos como pedimos, se impide que el ministro venga con su equipo de colaboradores y no se permite ni que la prensa ni que el público tenga información de lo que está ocurriendo”, criticó.

“Haber tenido discusiones de la política para con la política y haber tenido este tipo de reuniones secretas en temas tan sensibles como la seguridad es uno de los gérmenes que proliferó para que tengamos la provincia más violenta de la Argentina. Haberse manejado como se han manejado hasta aquí y ratificar esto en la idea de hacer un contubernio secreto, impidiendo que quede registro de las versiones taquigráficas o que haya la posibilidad de que la gente siga online lo que está ocurriendo en tiempo real con sus representantes, es un hecho que de alguna u otra manera empieza a justificar, desde un punto de vista, por qué la violencia creciente en la provincia de Santa Fe”, disparó, en clara alusión al FPCyS.

“Es gravísima la situación que estamos atravesando”, admitió, y siguió: “nosotros -por el gobierno provincial- queremos encontrar un camino. Y es lo que venimos proponiendo desde que iniciamos la gestión. Hace más de cinco meses que estamos pidiendo que el ministro venga a la Cámara. Lo que ocurre es que no vamos a seguir convalidando una manera de proceder que tiene el presidente de la Cámara de Diputados, el ingeniero Miguel Lifschitz, para conducirse”.

Anticiparon que el Poder Ejecutivo convocará desde la próxima semana a los distintos bloques, en encuentros de los que participará Marcelo Sain. Esto es así, afirmaron, porque la intención del gobierno es “no vulnerar el diálogo”.

“A nosotros nos interesa que nos critiquen, discutir cuáles son las estrategias, nos interesa hablar de los problemas actuales. Nosotros reconocemos que los resultados en materia de seguridad en un año no han sido buenos. Nosotros no estamos cerrados en la idea de que hacemos las cosas todas bien, pero sin lugar a dudas queremos trabajar desde otro lugar y de otra manera. Lo que está ocurriendo en la Cámara de Diputados hoy es un proceso de oscurantismo que fortalece la idea de que la política viene encerrada, ensimismada, discutiendo temas sensibles como la seguridad, alejada de las demandas de la sociedad”, cerró.

Publicar un comentario

0 Comentarios