Rusia acusa a los nacionalistas ucranianos por la catástrofe humanitaria en Mariúpol

 

En el día 25 de la guerra, ya hay 10 millones de desplazados y pese a que los contactos diplomáticos nunca se cortaron del todo, el alto al fuego total todavía no se produce.

Una advertencia del presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky sobre la posibilidad de una Tercera Guerra Mundial, la acusación de Rusia a los nacionalistas ucranianos y la desmentida de China acerca de la provisión de armas a Rusia, son los ejes por donde pasó el fin de semana en el Este europeo.

Las Fuerzas Armadas de Rusia atacaron en las primeras horas de este lunes una instalación militar en el polígono militar Nóvaya Liubomirka, en la provincia ucraniana de Rovno, ha anunciado el portavoz del Ejército ruso, Ígor Konashénkov.

De acuerdo al vocero, la instalación en cuestión era «un centro de entrenamiento de mercenarios extranjeros y formaciones nacionalistas ucranianas». Como resultado del bombardeo, en el que se emplearon misiles de crucero, murieron «más de 80 mercenarios y nacionalistas», aseveró.

En tanto que desde Turquía, país que oficia de mediador, se afirmó que Rusia y Ucrania han ido avanzando hacia acercar posiciones durante los diálogos que mantiene para hallar una salida al conflicto, según dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu.

Por su parte, el jefe del Centro de Gestión de la Defensa Nacional, Mijaíl Mízintsev, informó que los radicales organizaron «un terror a gran escala» en los barrios de la urbe que todavía están bajo su control.

Zelenski escaló verbalmente con la advertencia sobre que si fracasan las negociaciones con Putin, significaría la Tercera Guerra Mundial.

Al mismo tiempo, el mandatario ucraniano precisó que hay compromisos que Ucrania no puede aceptar «como un Estado independiente», incluido «cualquier compromiso relacionado con la integridad territorial o la soberanía» del país.

El embajador de China en Estados Unidos, Qin Gang, dijo este domingo que su país no envió armas a Rusia para usarlas en Ucrania, pero no descartó la posibilidad de que lo haga en un futuro próximo.

«Hay desinformación acerca de que China brinda asistencia militar a Rusia, lo rechazamos», dijo el diplomático cuando se le preguntó en la televisora CBS si China podría enviar dinero o armas a Rusia.

«Lo que China está haciendo es enviar alimentos, medicinas, sacos de dormir y fórmulas para bebés, no armas ni municiones a ninguna de las partes», aclaró el representante, informó la agencia AFP.


Fuente SFA / IP

Publicar un comentario

0 Comentarios