La IGJ denunció a otra empresa del Grupo Caputo

 

Siguen las repercusiones del ataque a Cristina, esta vez, la Inspección General de Justicia (IGJ) denunció a la firma «Chaqueña Bajada S.A.», del Grupo Caputo, por »simulación» y »actividad ilícita» en sus operaciones comerciales, junto a otras dos firmas irregulares que ya están siendo investigadas por la Justicia en el contexto de la causa que se sigue por la financiación que tuvo el grupo Revolución Federal.

Según la investigación de la IGJ, «Chaqueña Bajada», presuntamente dedicada a la actividad agropecuaria, tiene solo dos accionistas y se constituyó con un capital de 12 mil pesos que nunca fue aumentado.

Sus únicos socios y autoridades, Luis María Méndez Escurra y Horacio Iván Gándara, presentaron libros societarios que para el organismo de control son formalmente «inadmisibles» por las omisiones y falta de información.

Méndez Ezcurra es cuñado del exministro de Finanzas del gobierno de Cambiemos, Luis María Caputo, quien enfrenta una investigación judicial por la transferencias de dinero por la compra de muebles a Jonathan Morel, líder de «Revolución Federal» que se encuentra procesado por amenazas y actos de intimidación pública junto a otros tres integrantes de esa agrupación.

La mecánica de simulación de actividades comerciales de «Chaqueña Bajada», remite al mismo criterio que «Sache Rupaska S.A.” y «Caputo Hermanos S.A.», otras de las empresas de la familia Caputo que investigó y denunció por irregularidades la IG
J.



Fuente / IP

Publicar un comentario

0 Comentarios