Quién era Pedro, el empleado de judicial asesinado de un tiro en el pecho

Tenía 41 años. Se desempeñaba en el área de cámara Gesell. También dirigía una murga en barrio Cabal. Se investiga si quedó en medio de una balacera.

La tarde de ayer no iba a ser tranquila en barrio San Lorenzo. Cerca de las 19.30 los vecinos fueron sorprendidos por una seguidilla de disparos provenientes de una zona de fuego conocida por todos como "el pasillo". Los estruendos se escuchaban en la esquina Uruguay al 4100 y la postal fue la misma de siempre: todos adentro a esperar que pase.

Uno de los disparos alcanzó a Pedro Alfonso Diez que justo pasaba por el lugar. Le dio en el pecho. Como pudo el hombre, de 41 años, se trasladó tres cuadras para buscar ayuda. Lo llevaron al hospital Cullen pero a las dos horas murió.

Pedro pasaba justo por el mismo lugar donde estaba la muerte más despiadada. Esa que se lleva la vida de personas muy valiosas que tienen empatía por el otro.

Trabajaba en el Poder Judicial. Y según relatan sus compañeros era un gran empleado, muy dedicado y responsable. Además, "siempre tenía una sonrisa". Formaba parte de la comisión interna del Sindicato de Trabajadores Judiciales.

En un comunicado, tras la muerte de su compañero, desde ese gremio explican que “siempre sintieron un profundo respeto y cariño por quien aportaba una mirada más humana en las relaciones personales. Siempre tenía una sonrisa para regalar, aún en los momentos más difíciles”.

Pedro era una persona que había asumido un compromiso social, especialmente con los más humildes. Dirigía una murga para los pibes y pibas del Barrio Cabal de la ciudad de Santa Fe.

En su último lugar de labor fue operador de cámara Gesell, y tuvo especial atención con los niños luego de las entrevistas, acercándole una golosina o un bombón, para mitigar su situación en el tránsito por los tribunales, aportando un plus de humanidad en la tarea judicial.


FUENTE: LT10