viernes, 13 de abril de 2018

Un nene quedó con la cabeza atrapada entre barrotes

Tiene sólo dos años. Estaba al cuidado de su abuela, que pidió auxilio a los bomberos.

En la tarde de este jeves, una dotación de bomberos de San Lorenzo debió acudir a una vivienda en Islas Malvinas al 2700 de esa ciudad del sur provincial por un incidente con un niño.

El menor, de dos años, había quedado con la cabeza atrapada entre los caños del respaldo de una cucheta metálica. Los profesionales tuvieron que cortar uno de los caños con una sierra manual y un equipo estructural, para proteger al nene de las virutas durante el rescate.

El niño resultó ileso. Cabe consignar que se encontraba al cuidado de su abuela, quien realizó el pedido de auxilio.


FUENTE: RELACIONES POLICIALES PROVINCIALES
¿Que sentís?
descripcion de la imagen