jueves, 12 de julio de 2018

Afirman que 55 mil familias de productores podrían perder su monotributo

La diputada Giaccone criticó al gobierno nacional que por un lado elimina retenciones y por otro recorta beneficios básicos como acceso a la obra social y aportes jubilatorios


La diputada provincial Claudia Giaccone expresó su profunda preocupación por la medida anunciada por parte del Ministerio de Agroindustria de la Nación para dar de baja el Monotributo Social Agropecuario (MSA).

“Es notable el desprecio que manifiesta el gobierno nacional contra los sectores más vulnerables en cada una de sus medidas”, dijo Giaccone.

La diputada del Frente para la Victoria contrastó que “el mismo gobierno que quita retenciones en algunos casos y rebaja en otros a los agroexportadores, hoy ajusta por el mismo lado de siempre”.

En ese sentido, la legisladora provincial presentó un proyecto en la Legislatura con el fin de señalar y revertir esa política ya que el MSA está destinado a organizaciones indígenas, campesinas de pequeños productores y de la agricultura familiar de toda la Argentina.

El beneficio creado en 2009 llega a unas 55 mil familias y facilita el acceso a obra social, aportes jubilatorios y posibilidad de facturación, a cambio de costo cero para los productores inscriptos.

El anuncio de la baja fue efectuado por el Secretario de Agricultura Familiar, Coordinación y Desarrollo Territorial del Ministerio de Agroindustria, Santiago Hardie.

Según el funcionario: "Entre el 2 del mes próximo y el 10 de agosto todos los actuales beneficiarios deberán reempadronarse. Quienes lo hagan conservaran el beneficio actual, de manera gratuita, hasta fin de año. A partir del 1 de enero de 2019, los productores familiares mantendrán su inclusión en el Registro de Efectores Sociales del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y serán beneficiarios del actual Monotributo Social, manteniéndose así el aporte del 75°/o del beneficio a cargo del Estado Nacional o podrán optar por darse de baja del régimen".

Esto significa que el 25% restante, que estaba a cargo de Agroindustria, dejara de estarlo, ya que deberán soportarlo los pequeños productores que, también deberán cubrir la proporción del beneficiario adherente (obra social para integrantes de la familia), por lo que la carga para el pequeño productor podrá pasar a ser considerable.

“Instamos al gobierno de la provincia a que inicie gestiones ante las autoridades nacionales tendientes a que revea la medida, en salvaguarda de los pequeños productores santafesinos que hoy gozan de ese beneficio, y ven el peligro inminente de ver cercenados sus legítimos derechos”, señaló Giaccone.
¿Que sentís?
descripcion de la imagen