miércoles, 24 de octubre de 2018

Presupuesto: en un clima de tensión se reanudó el debate

Finalmente, el proyecto del Presupuesto 2019 llegó a la Cámara de Diputados. Sin embargo, la sesión lejos estuvo de desarrollarse con normalidad.

Minutos después de que se desataran incidentes en las afueras del Parlamento, diputados de la opocisión exigieron suspender la sesión hasta tanto "se frenara la represión" en la calle.

El pedido fue rechazado por el oficialismo desatándose una paupérrima escena en el recinto que incluyó forcejeos e insultos entre legisladores del Frente para la Victoria y Cambiemos. Cuando el clima de tensión pudo disiparse, todos los diputados volvieron a sus bancas para debatir sobre la continuidad o no de la sesión.

En ese contexto, la opocisión le solicitó al titular de la Cámara, Emilio Monzó, que convoque al jefe del operativo para que explique el protocolo de seguridad para la jornada que ya se presentaba cargada de violencia. El diputado oficialista cedió ante el pedido de diputados de la izquierda y kirchneristas por lo que organizó una reunión con todos los jefes de bloque de la Cámara baja en su oficina con el objetivo de lograr que la sesión siga adelante.


El proyecto presupuestario para el año próximo que hoy se debate contempla una inflación anual del 23% en 2019, con un dólar de $ 40,10 en promedio y una caída del Producto Bruto Interno (PBI) del 0,5% y además del "déficit cero" en las cuentas públicas, prevé destinar el 70% de los recursos al gasto social.

El oficialismo consiguió ayer dictamen de mayoría al reunir 27 firmas de las cuales 23 corresponden a Cambiemos. Ese texto contempla modificaciones que fueron incorporadas en la reunión de comisión de Presupuesto, donde su presidente Luciano Laspina (PRO) anunció un conjunto de cambios vinculados a la deuda, a los subsidios en el transporte y a las cooperativas.

En ese sentido, el oficialismo anunció la decisión de eliminar del proyecto el artículo 53 que flexibilizaba los requisitos para poder reestructurar la deuda, así como la incorporación del artículo para modificar la ley de impuestos internos y eliminar ese tributo que tienen las bebidas alcohólicas espumantes.

Otro cambio sustancial fue mantener en 30% la retención a la soja en lugar del 33% que proponía el proyecto original.
Por pedido del propio Cambiemos, se acordó la ampliación de las partidas en $ 500 millones para el Conicet, el INTA y el mismo monto para el área de Cultura.

También se aumentó en $ 100 millones las partidas para el Sedronar, y en $ 900 millones para el programa de asistencia a la primera infancia, al tiempo que sumaron nuevas partidas para las políticas de género.

Otro cambio estuvo vinculado con las cooperativas, ya que se mantiene la exención de ganancias, pero se crea un impuesto al patrimonio para las cooperativas de mayor volumen económico.

También se incorporó al texto original la creación de un Fondo de Compensación al Transporte, que contempla “un mecanismo automático de distribución a las provincias” para afrontar los subsidios al transporte de pasajeros; e incluir a los fideicomisos de los proyectos de Participación Público y Privada (PPP) a las provincias con los mismos beneficios que la Nación, en relación a las exenciones impositivas para las obras que se encaren en los distritos del país, a la vez que se eliminaron las modificaciones al Código Aduanero contempladas en el texto original.


FUENTE: TELAM
¿Que sentís?
descripcion de la imagen