miércoles, 19 de junio de 2019

Fuerte malestar de los veteranos de Malvinas por el acto del 20 de Junio

Suspendieron la colocación en el Monumento a la Bandera de una placa que trajeron del cementerio de Darwin. Lo hicieron en protesta por la de decisión municipal de no organizar desfile ni fiesta popular.


Lo que podría ser un 20 de junio épico y lleno de emoción se transformará en protesta. Mañana, la Confederación de Veteranos de Guerra de Malvinas y la Comisión de Familiares de Caídos tenía previsto ceder y colocar en el Monumento a la Bandera una placa del cementerio de Darwin que por décadas fue la referencia de un soldado abatido. Pero no lo harán.

"Ya que el acto no tendrá el marco popular que se merece esta conmemoración, se decidió que la entrega se haga en octubre", adelantó a LaCapital el titular de la entidad madre, Rubén Rada.

El Día de la Bandera no tendrá ni desfile ni jura y el acto protocolar se restringirá al izamiento de la enseña patria, a las 8.15.

En diálogo con LaCapital, el presidente de la Confederación Nacional de Combatientes de Malvinas de la Argentina mostró su enfado por la falta de un marco popular en el acontecimiento patrio que distingue a Rosario.

"Vamos a tener que conquistar nuestro orgullo. Sin pueblo, la conmemoración no tiene sentido, más allá de los actos previstos y los conjuntos musicales. En Tucumán habrá 30 cuadras de desfile y en el Monumento no. Es una pena profunda que esto ocurra en mi ciudad. Pero los rosarinos vamos a tener que pelear y tomar la decisión nosotros de recordar la Bandera", señaló el dirigente.

Desde hace meses, la Confederación viene haciendo gestiones con la Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas para que la entidad les ceda algunas de las placas que se removieron en el cementerio de Darwin para colocar en su reemplazo los nombres de los soldados que fueron identificados por el Equipo Argentino de Antropología Forense.

Los mármoles que fueron retirados lucen la leyenda "Soldado argentino sólo reconocido por Dios". Al menos cuatro fueron reinstalados en el continente. En enero colocaron uno en el Cristo Redentor, cerca de la frontera con Chile, en Mendoza. Otro se instaló en Luján, provincia de Buenos Aires, otro en Corrientes y otro en Ushuaia (Tierra del Fuego), de donde zarpó por última vez el ARA General Belgrano.

La que corresponde a Rosario está bajo custodia en un galpón en Capital Federal. Fue cedida para que, por medio de escribano público, sea recibida por las autoridades locales y se coloque en el Monumento.

Estaba todo previsto. Iban a llegar los veteranos con la placa y se la entregarían a las autoridades para que luego se coloque en principio en Sala de las Banderas del Monumento.

"Quienes perdieron la vida en Malvinas fueron a defender la celeste y blanca, no se merecen un acto así. Hemos decidido junto a mis pares y con los veteranos de Rosario suspender esta entrega. Lo haremos con el pueblo, más adelante. La ciudad tendrá esta placa que recuerda a nuestros héroes pero así no, no tienen el marco que se merecen", sentenció.

Los centros de ex combatientes del país serían parte de esta movida junto a los de Rosario, pero bajo la premisa que de fuera una convocatoria popular.

"Me hago cargo de la decisión, le voy a traer la placa al pueblo, pero así no. No nos sentimos bien sin público, Malvinas es pueblo y hasta creo que Manuel Belgrano no querría otra cosa", indicó el ex combatiente.

Rada llamó a un mea culpa colectivo. "Reflexionemos los rosarinos: por qué perdemos el 20 de junio. Debe ser una fiesta popular".

Por su parte, el integrante del Centro de ex combatientes de Rosario, Julio Más, consideró que "alguien deberá explicar por qué no hay desfile. La bandera es de todos", destacó.

Más recordó que en 2017 los ex combatientes participaron "de buena fe" cuando el presidente Mauricio Macri les tomó la jura a alumnos y entonó el "sí, se puede". "Los hizo cantar a los chicos y se fue sin saludar a los veteranos", se quejó.


Fuente: La Capital
¿Que sentís?
descripcion de la imagen