miércoles, 11 de septiembre de 2019

Spahn: "Plantean cosas que no son correctas"

El presidente de Unión hizo referencia a los distintos allanamientos que se dieron este jueves en el marco de una investigación por la deuda que el club mantiene con su familia

El presidente de Unión, Luis Spahn, salió con dureza a dar declaraciones este miércoles, a raíz de los seis allanamientos que se realizaron en el marco de una investigación penal que encabezan las fiscales Mariela Jiménez y María Laura Urquiza por la presunta comisión del delito de defraudación.

En el inicio reconoció: "Todo esto me sorprendió mucho, estaba en viaje, no hay nada que ocultar y tengo 100% de confianza en los contadores, se les dio todo el material que solicitaron porque sostienen que la deuda con mi familia está inventada".

Más adelante sostuvo que "van a evaluar y analizar, los balances se le dieron a los socios, dentro de lo burdo que fue el operativo, están involucrando a toda una Comisión Directiva, otras personas tomaron alternativas distintas como Marcelo Martín o Emilio Lamas. Hubo contadores que firmaron los balances y ahora dicen que está todo mal".

Los allanamientos se dieron en la sede de la empresa de la cual Spahn es presidente, en el club, en la casa de su hermano, en el domicilio particular más dos viviendas de contadores.

El titular rojiblanco no dudó en expresar que "plantean cosas que no son correctas, la deuda está estrictamente declarada, se hacen arqueos, hay tesoreros, contadores y empleados que procesan toda la información".

Y seguidamente pegó duro contra sus detractores, al afirmar que "no se de qué se van a disfrazar ahora, algunos deberían presentar su renuncia, los que llevaron tanta preocupación falsamente a los unionistas. Esto es hacer descreer que la gestión tiene inmoralidad, al margen de nuestra idoneidad, se pueden cuestionar las contrataciones o el desarrollo del fútbol, pero estoy defendiendo durante cuatro años a los tesoreros del club".

Cuando le preguntaron si se arrepentía de seguir como presidente de Unión, Spahn aseveró que "todo en la vida tiene pro y contra, no estoy contento, a veces uno va al club por voluntad de servicio, no seguir era dejar el club en manos de opciones políticas impresentables, es lo que me generó la obligación, más algunos pares que me obligaron a tomar esa decisión, sentíamos que no lo podíamos dejar en manos de irresponsables".

Para luego agregar: "Lo invito al doctor Rubén Decoud que haga un protocolo de venta de jugadores, al empresario Rodrigo Villarreal que iba a juntar seis millones anuales para el Malvicino, que muestre cómo hacer ocho mil socios vitalicios, que explique también esa información que lo vincula a Vicente Pignata, un narcotraficante".

Y en la parte final llevó tranquilidad cuando dijo: "No tengo conocimiento qué pasó en la Justicia, esto no fue un allanamiento, cuando lo hacen suelen bloquear todas las entradas para prohibir actividades, se siguió trabajando y las actividades continúan con normalidad".


Fuente: Diario Uno
¿Que sentís?
descripcion de la imagen