miércoles, 2 de octubre de 2019

Volvió a caer la recaudación fiscal, golpeada por las medidas de “alivio” del Gobierno

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) informó este miércoles que la recaudación fiscal del mes de septiembre volvió a desacelerarse. En relación con el mismo mes del año anterior, aumentó un 42,7%, ubicándose muy por debajo de la evolución inflacionaria en el mismo período.

La recaudación de septiembre alcanzó los 422.011,7 millones de pesos (unos 7.327 millones de dólares), cayendo significativamente contra los 458.495 millones de agosto. En el mismo mes de 2018 los ingresos tributarios fueron de 295.818 millones de pesos.

Los ingresos por IVA crecieron 34,4% (sumando cerca de $139.000 millones), pero con un alza de 38% en su componente impositivo que compensó la menor suba (30%) del segmento aduanero. El IVA Impositivo aumentó 38% en la Industria Manufacturera, 39% en el Comercio y 48% en Servicios Públicos. En cuanto al comercio exterior, los derechos de exportación crecieron 143,4%, sobre todo por la suba del tipo de cambio y los derechos de exportación adicionales.

Leandro Cuccioli, titular de la AFIP, explicó a la prensa al dar a conocer las cifras que la recaudación “se vio afectada” de manera negativa por la rebaja de impuestos que impulsó el Gobierno a mediados de agosto para atemperar el impacto de la devaluación post PASO, asó como por las rebajas impositivas previamente acordadas.

El funcionario también advirtió que “este es el último mes con aumentos interanuales de esa magnitud, ya que la aplicación de las retenciones a todos los cultivos se aplicó a mediados de septiembre del año pasado, por lo cual, la bases de comparación de octubre, se realizará con los valores ajustados”. Los 32.100 millones de pesos recibidos por las retenciones a las exportaciones, se obtuvieron a pesar de que el precio del poroto de soja estuvo en septiembre 9,7% menos que en igual mes del año pasado y los pellets de soja retrocedieron 8,5%. Los ingresos por derechos de importación subieron 65% para sumar $17.200 millones.

El impuesto a los combustibles sumó 70,2%, superando los $17.000 millones por la suba de precios y el Impuesto a las Ganancias creció 40,9%, para sumar casi $83.700 millones (considerando una rebaja a partir del aumento del mínimo no imponible). Los ingresos por el impuesto a débitos y créditos en cuenta corriente crecieron 41,7% ($31.500 millones). La recaudación del Sistema de Seguridad Social aumentó 24,8% hasta $88.100 millones, cifra afectada por la reforma tributaria a partir de la convergencia a la unificación de la alícuota y el aumento del mínimo no imponible.
¿Que sentís?
descripcion de la imagen