martes, 19 de noviembre de 2019

Un perro pitbull atacó y mordió a un nene en el norte de la ciudad

Máximo jugaba en la vereda con otros chicos cuando el perro logró alcanzarlo desde un muy pequeño espacio en las rejas. Fue trasladado al nuevo Iturraspe.

El sábado por la tarde, mientras caminaban un grupo de madres y chicos que volvían de un torneo de fútbol se llevaron un gran susto cuando un pitbull mordió a un niño de 10 años.

Pasó en calle Peñaloza al 10.000, Máximo de 10 años empezó a gritar "no me suelta, no me suelta" y allí fue cuando Yoana Zapata, quien es enfermera y acompañaba a los niños y madres notó que un perro sostenía a través de las rejas al niño. Rápidamente el dueño del can salió e intentó por todos los medios lograr que lo suelte (le tiró de las patas traseras y de los testículos), hasta que finalmente lo logró.

Un padre que venía del mismo torneo de fútbol los interceptó en el camino y llevó hasta la guardia del Nuevo Hospital Iturraspe donde los médicos le realizaron las primeras curaciones y constataron que tenía una gran herida en uno de los glúteos producto de la mordida.

Según relató Yoana, las rejas tenían un alambrado estilo panal, pero el perro logró sacar el hocico por la unión de la pared y la reja y mordió al niño con los colmillos.

Los médicos del Iturraspe informaron que "seguramente tengan que realizarle una cirugía plástica por que es bastante profunda la lastimadura. Ahora están esperando una vacuna (la antirrábica)". Además no pueden realizarle ningún tipo de sutura o taparlo debido a que la saliva de perro tiene muchas bacterias.

Por fortuna, el dueño del pitbull siempre se mantuvo presente y hasta consternado por lo sucedido, y se ofreció a pagar la vacuna si no la conseguían.

Fuente: RU
¿Que sentís?
descripcion de la imagen