lunes, 6 de enero de 2020

Unión mira a México en busca de un volante de gran jerarquía

Los dirigentes intentan complacer a Leonardo Madelón, quien espera ansiosamente por la llegada de refuerzos. Surgió la posibilidad de sumar a Guillermo Pol Fernández, sin lugar en Cruz Azul de México.


El plantel de Unión arrancó la parte más intensa de la pretemporada este lunes en Mar del Plata, donde permanecerá hasta el próximo jueves 16 de enero, día donde emprenderá el viaje de retorno para esperar la reanudación de la Superliga, donde el equipo rojiblanco recibirá el viernes 24 de enero a Argentinos Juniors.

La delegación está compuesta por 29 jugadores, donde se destaca la ausencia de Juan Ignacio Cavallaro (ejecutó la cláusula de salida y se fue a Tigre), la presencia de Javier Méndez (firmó un contrato por seis meses más), mientras que también hay otras ausencias llamativas como las de Manuel De Iriondo y Nicolás Andereggen.

Mientra tanto, Leonardo Madelón espera por la llegada de refuerzos que se sumen para darle un salto de calidad a un plantel que en la primera parte de la temporada fue muy irregular, más allá que sufrió una gran renovación en el receso anterior con la salida de varios jugadores vitales en las dos últimas campañas que terminaron con sendas clasificaciones para disputar la Sudamericana.

Y en ese sentido, el DT pretende que se sume un defensor central para pelear el puesto con Jonathan Bottinelli y Yeimar Gómez Andrade, un volante central, un mediocampìsta ofensivo que se pueda mover preferentemente por la derecha y un delantero que se pueda desplazar por todo el frente de ataque, aunque lo haga con mayor vocación por las bandas.

En el puesto de marcador central trascendió que uno de los nombres apuntados era el de Jorge Ortiz, quien es suplente en Tigre, que se prepara para la segunda parte de la Primera Nacional y para disputar la Copa Libertadores de América.

Sin embargo, esta posibilidad se enfrió en las últimas horas al igual que la posible vuelta de Mauro Pittón, quien fue vendido de San Lorenzo a Vélez, más allá que el Tatengue se quedó con el 30% de su ficha.

Surgió, además, el nombre de un volante con mucha trayectoria y gran presente, como Guillermo Pol Fernández, surgido futbolísticamente de Boca, y de pasos por Rosario Central, Atlético de Rafaela, Godoy Cruz y Racing.

La negociación no es sencilla, ya que llegó en junio de 2019 a Cruz Azul, donde no tendría lugar y se encuentra buscando un nuevo destino para su carrera futbolística. Ahora será misión de los dirigentes tentarlo con una buena propuesta económica y conseguir la sesión de parte de la Máquina Cementera, cuestión que no se presenta como sencilla.



Fuente: LT10
¿Que sentís?
descripcion de la imagen